10 cosas que cambian cuando vives con un hombre

Historias-en-mis-30

Un clásico clóset masculino

Tu clóset luce como el de la foto, tienes canales especiales de fútbol, hay ropa en el suelo y envases vacíos en el refrigerador ¡Ah! vives con un hombre, sin duda alguna.

Se nota a leguas cuando en una casa o en un departamento habita una o varias mujeres. Es cosa de mirar a los alrededores y de seguro que encontrarás, perfumes, cremas, cepillos y para qué hablar del baño. Pero todo cambia cuando vives con un hombre y no estamos hablando sólo del tema decorativo.

1-Hay ropa tirada en el suelo

Jamás podremos comprender la manía o el gusto por dejar la ropa tirada en el suelo o en cualquier parte. Es como si hacerlo viniera con el código genético o es parte de su evolución, no tenemos idea, pero la ropa en el suelo es un clásico masculino que estará omnipresente en tu convivencia.  Te guste o no.

2-La tapa del WC siempre estará arriba

Es un cliché ya a estas alturas, pero en serio, es todo un clásico, es algo así como la huella que certifican que un hombre estuvo o pasó por tu baño. La buena noticia es que hoy venden unos WC en que al levantar la tapa, se baja solita solita y sin hacer estruendo. De seguro a una mujer se le ocurrió esta magnífica idea.

3-Ropa sucia y ropa limpia están en el mismo lugar

En general los hombres no tienden a echar a lavar su ropa, por lo que son capaces de guardarla junto con la ropa limpia o simplemente dejarla tirada para que una, por deducción, comprenda que lo que quiso decir es que estaba sucia.

4-Frascos y botellas vacías en el refrigerador

El sentido común indica que cuando un frasco o una botella está vacía, hay que sacarla del refrigerador para botarla o lavarla. Pero en el mundo de los hombres, eso puede obviarse. Así que no hay que sorprenderse con encontrarte con envases vacíos.

5-La comida querrá donde quedó

Los hombres también tienden a pensar que todo se refrigera solo, la bebida, el jamón, la mayonesa. O sea, es lo que podemos deducir al ver que nunca vuelven a poner el alimento en el refrigerador y lo dejan en la mesa como quedó tras ser usado.

6-La cama fue hecha para permanecer desecha

Ellos también piensan que hay unos duendes mágicos que aparecen todas las mañanas y hacen la cama, así que no sería necesario hacer un esfuerzo por hacerla, además ¿para qué si en unas horas más se volverá a desarmar? Logíca masculina.

7-Ahora tendrás varios canales de fútbol

Es casi imposible separar a un hombre de sus canales especiales de fútbol, es casi como pedirle que se separe de su riñón. Así que lo más probable es que si vives con uno ahora, tengas todos los premium en cuánto a fútbol y otros deportes.

8-Pipí en la taza

Para ser honestas, de seguro que si tuviéramos pene, también nos pasaría lo mismo, pero como no tenemos el dejar la taza del baño con restos de pipí es todo un clásico masculino. Ahora, hay algunos con mejor y peor puntería que otros, pero el resultado por lo general siempre es el mismo.

9-Tazas y platos por todas partes

El ejercicio de llevar la taza o el plato usado para comer al lavaplatos por lo general es una  tarea titánico para todo hombre. Olvídense de intentar cambiar las cosas.

10-El clóset te saluda

Abres el clóset y te saludan chalecos, pantalones o cualquier  cosa que está en él y que fue “embutido” para que nadie diga que él no guarda y ordena sus cosas.

Bonus track

Abrazos y mimos a destajo

No podemos ser injustas y comentar que todo  es terrible y que todo es un gran caos y desorden, porque vivir con un hombre, con un hombre que amas, a pesar de estos “detallitos” es una experiencia realmente linda, llena de aprendizajes y lecciones.  Y lo mejor son los abrazos y los mismos de noche, o cuando una llega agotada del trabajo, todo esto hace que al final la convivencia sin duda sea una aventura que vale la pena vivir.

 

Deja tu comentario!