10 cosas que si están en tu relación debes brincar de felicidad

Historias-en-mis-30

Compartir la vida con alguien no siempre es algo tan simple. Hay momentos cruciales en que una relación puede fortalecerse o quebrarse. Así que acá van algunos condimentos que si están presentes, lo más seguro es que todo fluya.

La gran mayoría de las mujeres soñamos con estar en una relación de pareja que nos brinde felicidad y satisfacción (en todo el sentido de la palabra), pero son pocas las que entienden que para ello no sólo dependerá de que tengamos la suerte de toparnos con un buen hombre que nos ame y que nos mueva el piso, sino también dependerá de nuestro trabajo diario (junto a la del buen hombre) de trabajar por la relación. Es aquí donde algunas renuncian en mitad del camino (porque no es fácil) o donde algunas simplemente concluyen que la vida de a dos es miserable y nada qué hacer.

Así que si estás hoy en pareja, ya sea iniciando una relación, o en una de larga data, te damos una decena de aspectos que si la ves en la tuya, debes sentirte afortunada y agradecida porque no se andan regalando en los quioscos.

1-La comunicación es fluida

Es curioso que habiendo tantos medios de comunicación (redes sociales celulares, mensajes de texto, wasap, instagram etc etc etc) cada día hablemos menos. O sea, sí hablamos, pero no de cosas importantes. La comunicación en la pareja es tan fundamental como el amor. Si no existen conversaciones peliagudas para resolver conflictos, si no existen instancias donde ambos puedan dejar de mirar el celular para mirarse a los ojos y conversar, todo está perdido. Por el contrario, si tienes esto en tu relación, siéntete feliz, porque no es fácil.

2-Hay respeto por el otro

Es lógico ¿cierto? Pero no siempre cuando una está en una relación, impera el respeto. Y no estamos hablando de que alguien nos digas cosas feas, porque hay sutilezas, como que el otro no te escuche, te interrumpa cuando hablas, mire en menos tus preocupaciones, no te tome en cuenta, etc etc etc. Y lejos lo peor, es que cuando se discute uno de los dos o los dos, suben el tono o se lanzan garabatos. Si sientes que en tu relación siempre hay respeto por el otro, entonces, brinca de felicidad.

3-No hay resentimientos ni odios guardados

A veces las mujeres tenemos la maldita costumbre de no decir las cosas que nos molestan. O sea, podemos vernos molestas, enojadas, chatas, pero los hombres no entienden con gestos ni comportamientos, sólo entienden con palabras directas. Ahora, ojo que también hay hombres que por no pelear se la comen, una, dos y 10 veces. El problema de esto es que en algún momento, y por cualquier  cosa, va a estallar la tercera guerra mundial. Y cuando eso pasa, se pueden decir muchas cosas hirientes. Si estás en una pareja donde se dice altiro con respeto lo que molesta y no se guarda rencor, entonces estás en una relación saludable.

4-Hay apoyo mutuo

Es así: su felicidad es tu felicidad y tu felicidad es su felicidad. Suena muy altruista y hasta cliché, pero es así. Y el apoyo más importante es cuando las cosas van mal, cuando uno de los dos o los dos está caído. Si estás en una relación en que los problemas del otro son tan o más importantes que los tuyos, entonces estás en una relación de amor.

5-Hay sexo y del bueno

No se trata de que haya sexo 24/7 ni los 365 días del año. Eso por lo general pasa al principio de la relación, pero después la pasión tiende a calmarse, eso es normal. Ojo dijimos calmarse y no dormirse. Pero las veces en que ambos se encuentran es fabuloso, muy placentero, entretenido y saludable.

6-Hay lealtad

Y no sólo nos referimos a que haya fidelidad, sino que más allá, lealtad. No hay traición en sentimientos ni acciones, no hay mentiras, ni acciones que te hagan dudar acerca de su compromiso contigo y viceversa.

7-Hay admiración mutua

Encuentras que si bien tu pareja no es perfecta, es el más seco de todos, que las cosas que hace, las hace con pasión y a la vez él encuentra que tú eres la más de top de todas. El amor y la admiración tienden a ir de la mano.

8-Se perdonan

Entre ustedes dos está la capacidad de perdonarse cada vez que uno de los dos la embarra sin querer. No pasa mucho tiempo para que lo hagan porque al final, no pueden estar mucho tiempo enojados o sin hablarse.

9-Hay complicidad

Se miran y saben casi a la perfección lo que está pensando el otro. Se ríen a carcajadas de algo que sólo a los dos los hace reír, se sienten cómodos siempre, incluso en los silencios y tiempos muertos.

10-Hay generosidad

Es fácil pecar de egoísta, poner la lista de prioridades en una y no en el otro. Pero la verdad es que cuando se trata de estar en pareja, hay que aprender a ser generosa, y bueno, también deben ser generosos con una.

 

Deja tu comentario!