10 señales que indican que no te estás queriendo

historias en mis 30 1

Amigas, la autoestima es vital en esta vida, incluso es más vital que tener dinero y lujos, porque si  no nos queremos, si no nos respetamos, estamos  y lo diré en buen chileno: ¡cagadas!

Y como es tan importante, quisimos utilizar este espacio para darles algunas señales de alerta que podrían ayudarte a cambiar de rumbo. Nunca es tarde y sólo los burros no aprenden, así que ¡vamos!

1-      Te dejas estar: Y esto no tiene nada que ver con ser más voluptuosa y no ser flaca esquelética o no saber cuál es la última colección de Armani. Nos referimos a que no cuidamos de nuestro aspecto ni de lo que proyectamos al mundo. Esto en la realidad se ve así: chascona, deslavada, uñas picoteadas y mal pintadas, ropa que no nos queda etc etc etc.

2-      No cuidas lo que comes: Da lo mismo si somos más gorditas o flacas, esto no tiene nada que ver. Nos referimos a que llegamos y metemos en nuestro organismo productos que nos hacen daño: comida chatarra, frituras en exceso etc. Alimentarnos de la mejor manera posible es símbolo de que nos amamos.

3-      Te muestras indigna: Suena feo, pero es la realidad y esto lo puedes demostrar en cualquier tipo de situación: laboral, amorosa, de amistad etc. La dignidad es primordial no importa cuánto nos duela o nos haga enojar algo. Ser digna significa aprender a aceptar un “no”,  aprender que no siempre se gana, aprender  que no siempre podemos tener lo que queremos.  Y aprender que no porque pasen estas cosas nos vamos a volver locas o hacer cosas que después nos avergonzarán.

4-      Eres incapaz de decir NO: Muchas veces, cuando nos falta amor propio, tratamos de complacer a todo el mundo, con la idea de que así, sólo así, nos querrán y respetarán. ¡Error! Cuando uno no quiere hacer algo, uno debe decirlo, lo mismo si algo te parece mal. Las personas respetan más a aquellas que son capaces de opinar y no las que hacen lo que los demás quieren.

5-      Te involucras con gente tóxica: Ya sea parejas, familia, amigos o compañeros. Las personas que no se quieren no pueden salir de relaciones dañinas. Por el contrario, tienden a conservarlas y hasta potenciarlas.

6-      Lo tuyo son los malos amores: Hombres maltratadores, manipuladores, infieles, abusivos, si estos son siempre tus target a la hora de escoger una pareja, mejor ¡abre los ojos!

7-      Sucumbes a las críticas: Nadie es monedita de oro, por ende quienes somos o cómo somos no siempre es del gusto de quién tenemos enfrente. Muchas veces recibiremos críticas o comentarios negativos. Si no tenemos una buena autoestima, sucumbiremos ante esas palabras. Una cosa es ser autocrítica y escuchar esos comentarios, pero otra muy distinta es pensar que estás haciendo todo mal e intentar ser otra persona con tal de complacer al resto.

8-      No sabes poner límites: Es una tarea difícil, pero hay que aprender a ponerle límites a las personas, desde los padres hasta tu pareja. A veces la gente se desubica con comentarios y acciones, es casi normal, pero es nuestra responsabilidad, alzar la voz y decir BASTA.

9-      Te castigas: Lamentablemente esto es algo muy femenino. Las mujeres nos castigamos por todo: por la comida, por una relación que no nos funcionó, por un trabajo que no nos gusta, por no tener la apariencia de la modelo de la revista, etc etc etc, ¡basta de eso! No hay que castigarse, hay que amarse, comprenderse y tenerse MUCHA PACIENCIA.

10-   Eres muy influenciable: Está bien escuchar opiniones, está bien aceptar críticas, está bien ser abierta de mente, pero una tiene todo el derecho de tomar sus propias decisiones, les guste al resto o no les guste. Si eres de esas personas que se cambian el vestido que aman sólo porque alguna persona no le gustó cómo te quedaba, o cambias de opinión sólo por miedo a ser criticada o te conviertes en alguien que  no eres sólo para darle en el gusto al otro…. Bueno, mejor respira hondo y anda pensando qué es realmente lo que quieres para tu vida.

Deja tu comentario!