5 buenos propósitos amorosos para partir de cero

Historias-en-mis-30

Si estás soltera y quieres volver a estar en pareja  o si estás en pareja nunca es malo hacer un listado de propósitos del ámbito amorosos para partir de cero. Acá van algunas ideas.

1-Deja de hablar con tu ex

¡Córtala! Sí, a ti te hablo, la que aún mantiene contacto con su ex pareja. O sea, no te olvides de que es un tu ex pareja por algo. O es porque lo dejaste o porque te dejó y eso no es una casualidad, por algo fue. Es imposible empezar a escribir una nueva historia si sigues pegada en lo que ya pasó. Así que una buena forma de enmendar esto, es dejar de tener tanto contacto con él. Puedes hacerlo de a poquito si te cuesta mucho, pero ¡hazlo!

2-Deja pasar de largo a los pasteles

Si estás soltera y no quieres sufrir de nuevo, bueno, entonces enciende tu detector de pasteles y cada vez que estés enfrente de uno, no pienses que lo puedes cambiar o que contigo será distinto. Déjalo pasar y busca a uno que no sea pastel.

3-Trabaja más en tu relación

Ahora a ti te hablo, la enamorada, la que se siente feliz en su relación. Si quieres que siga siendo así de bonita, así de saludable, entonces ponle harto color. Trabaja en ella, trabaja en la comunicación con tu pareja, no dejes que la pasión muera, reza para que el universo te dé más paciencia y fuerza.

4-Sé más selectiva

A veces nos conformamos con la primera “cosa” que pasa enfrente con tal de no estar solas. Y eso siempre será pan para hoy, hambre para mañana. Sé más selectiva, piensa más las cosas, prioriza lo que quieres y cómo lo quieres. Hazte querer. Hazte esperar, que él se la juegue por ti. Y por favor, este año, no te entregues en bandeja, siempre es bueno, guardarse un poquito.

5-Termina con ese hombre que te hace daño

Ya llevas harto aguantando a ese pelotudo como para seguir tolerándolo un año más. Ok, lo quieres, Ok, han pasado por hartas cosas juntos, pero ya lo pelotudo no se le quitó, así que, respira hondo, aprieta la mandíbula y ándate de ahí. Está lleno de hombres, y hay unos que no son pelotudos. Ten fe.

 

Deja tu comentario!