5 cosas que pierdes cuando eres mamá

gumtree

Ser mamá no es chiste, convertirse en el universo de un pequeño bebé, frágil que depende exclusivamente de ti es una gran responsabilidad, que por bella que sea, trae varios cambios a nuestra vida. Esto son los más grandes.

1-Tu ego y súper ego muere

No es algo que uno premedite ni planee, es el instinto materno es su estado más puro. Una vez que tienes a tu hijo entre tus brazos sabes que de ahora en adelante todo tu mundo girará en torno a él, harás cosas impensadas como contratar seguros de vida, para que si algo te llega  a pasar, él pueda estar a salvo. Comienzas a ahorrar dinero, pero ya no para comprarte ese vestido maravilloso  de marca que viste en la vitrina, sino que para él, para tu hijo. Para las que no han sido mamás esto suena terrible, atroz, tremendo, pero para las que han sido ya madres, esto es un proceso totalmente natural.

2-El sexo se pone en pausa

Ahora, esto es bien personal, cada mujer vive su sexualidad post parto de manera distinta. Puede que hayan algunas que tengan el mismo nivel de deseo sexual que antes de embarazarse, puede que otras se demoren semanas en recuperarlo, puede que pasen hasta meses para sentirse nuevamente “mujer”, más allá del rol materno. Lo importante es entender que esto es un proceso personal, que no hay que compararse ni desesperarse. Todo a su  tiempo y tu pareja también tiene que entenderlo. Es un trabajo en equipo.

3-Recibirás miles de consejos

Y cuando es mamá primeriza, esto abruma, preocupa, agota y da miedo, porque nunca estás segura si lo que estás haciendo, está bien, mal o más o menos. Es la duda permanente de quien se convierte por primera vez en mamá. Si bien, lo consejos y recomendaciones siempre se agradecen, lo vital es no marearse ni auto exigirse tanto, detenerse un momento y escucharse, el instinto de madre es único, es un poder especial que tenemos las mujeres que logramos saber con sólo un gesto de nuestro hijo, si tiene hambre, sed, si está enfermo, si quiere papa, si quiere brazos, si está triste, ansioso o si requiere de un cambio de pañal. Todas tenemos ese poder. No lo dudes jamás.

4-Tu amistades se acotan

Es complicado que siendo mamá salgas de carrete, al happy hour, con las amigas fumarolas, así que de pronto te ves rodeada de menos amistades, y generalmente son aquellas que están en la misma sintonía contigo, que empatizan con tu nuevo rol de mamá y que entienden perfectamente que no te pueden ya llamar a las 1 am para salir a una disco.

5-Vas solo a lugares donde puedes estar con él

Y si no puedes llevarlo, lo más probable es que declines de alguna invitación por más tentadora que te pueda parecer, porque prefieres estar cerquita de él que cualquier otra cosa en este mundo.

 

Deja tu comentario!