5 verdades científicas del amor

Historias-en-mis-30

El amor ha sido estudiado por años. Y acá recolecté algunas de las verdades más interesantes, según la ciencia  y que te pueden ayudar a tranquilizarte cuando sientes que mueres de amor por alguien.

El amor, el amor, el amor. Qué bonito es el amor cuando es correspondido ¿no creen? Algunos dicen por ahí que el amor es mucho más que un sentimiento y es cierto, el amor es un asunto físico- sicológico que ha sido estudiado por la ciencia.

Así que para que nadie nos ande contando cuentos acerca de lo que es o no es el amor, acá recopilé unas 5 verdades concluidas por la ciencia misma.

1-El amor a primera vista sí existe

Hasta hoy siempre había puesto en duda esto que hay que gente que sienten amor a primera vista, pero al parecer esto sí se puede dar según la ciencia, pero más que todo EN LOS HOMBRES. De acuerdo a un estudio y  siguiendo la línea de la evolución de la especie, ellos buscan a una pareja con la cual tener una descendencia sana (todo de manera inconsciente, obvio), por lo que si ven a alguien que les parezca apropiada para esto (necesitando tan sólo mirarla) se les activará una zona del cerebro encargadas de la memoria y la rememoración, segregarán dopamina y se sentirán enamorados. Nosotras, en cambio, necesitamos un poco más de interacción con el otro para poder sentirnos de ese modo.

2-El amor es como una droga

Y de hecho, lo es. De acuerdo a un estudio desarrollado en el 2010 por la antropóloga Helen Fisher, tanto la droga como el amor provocan las mismas sensaciones placenteras. Esto, porque nuestro cuerpo comienza a liberar dopamina. Y por lo mismo, cuando se acaba el amor, uno se siente fatal, igual que un drogadicto en momentos de abstinencia.

3-Amor y obsesión están a un solo paso

Cuando una está enamorada el cerebro comienza a producir altos niveles de norepinefrina, que es lo que produce un estado de euforia y hace que tengamos menos apetito. Además, bajan los niveles de la serotonina, lo que a la vez, hace que no puedas sacarte de la cabeza a ese hombre tan maravilloso que acabas de conocer y que al parecer, amas con locura de quinceañera.

4-El amor es ciego

Esta frase tan cliché tiene una base científica. Resulta que cuando amamos, se nos desactivan algunas zonas de nuestro cerebro (suena triste, pero es cierto), como por ejemplo, la corteza frontal que está ligada a todo lo que es el pensamiento lógico y el razonamiento (después de leer  y escribir esto, muchas cosas me calzan ¿y a  ustedes?).

5-Los amores prohibidos son más intensos

Y esto pasa por una cosa muy particular. Porque si bien, al enamorarnos, nuestro cuerpo libera dopamina, cuando percibimos algún impedimento para estar con ese ser amado, esto aumenta los niveles de dopamina, por lo que los obstáculos hacen que aumenten nuestras ganas de conseguir nuestro objetivo y que los sentimientos se intensifiquen.

Bonus track

6-La flor tiende a morirse

Triste, pero también cierto. La ciencia nos indica que a partir de los 3 años, los receptores de dopamina comienzan a perder sensibilidad, por lo que comienza a desaparecer esa sensación de estar enamorada, pero ¡no se asusten! Que para eso, llega la oxitocina que está relacionada con la sensación de apego. Es por esto, que con el tiempo, una comienza a sentir que la relación ha cambiado, que ya no es la loca pasión de al principio, pero si para entonces, hemos forjado una relación estable y sana, sentiremos que pasamos a una nueva etapa en el amor, una quizás mucho  más equilibrada y madura.

Deja tu comentario!