6 pasos para escudarte de la mala onda

historias-en-mis-30

Ley de vida: si andas negativa, vas a atraer cosas negativas, pero si andas positiva, pasará todo lo contrario. Acá te aconsejamos sobre cómo puedes sacudirte de la mala onda y darle paso a las buenas vibras. 

Vamos a suponer que no andas del todo buena onda. Así que si es tu caso, acá te vamos a dar unos consejitos para atraer las buenas vibras.

1-Evita tener pensamientos negativos

Del estilo “Ay! me voy a quedar sin pega” o “No, es que realmente nunca me resultan las relaciones”. Nuestro pensamiento es sumamente poderosos y si continuamente estamos pensando que nos van a pasar cosas malas, lo más probable es que sí pasen. Ahora, lo bueno es que también funciona a la inversa, si pensamos siempre en positivo, onda “sí voy a conseguir esa pega” o “esta vez mi relación amorosa sí va a funcionar”, lo que estamos haciendo es convenciendo a nuestra mente sobre lo que queremos.

No es fácil evitar pensamientos negativos, pero hay que intentarlo. Un buen ejercicio es que apenas te despiertes, pienses en algo positivo que quieres que te pase, un ejemplo básico es “hoy tendré un excelente día”. No cuesta nada hacerlo.

2-No estés todo el día hablando de tus dolencias

Todos estamos en algún momento enfermos. Puede ser un resfrío o algo mucho más grave. Lo peor que podemos hacer esa estar todo el día pensando y hablando del tema. Lo único que conseguimos con esto es enfocar nuestras energías en este problema. Si bien no hablar del tema, no te va a sanar, te por seguro que te hará sentir más liviana.

3-Sé agradecida

Por lo general todas tenemos en la punta de la lengua todo lo que nos molesta de nuestras vidas, todo lo que quisiéramos cambiar. Pero casi nunca, nos tomamos el tiempo de mirar a nuestro alrededor y darnos cuenta de todo lo bueno que tenemos. Te invitamos a hacer este simple ejercicio y te darás cuenta que tienes muchas más razones para estar alegre que para estar amargada. Además, las personas más felices son aquellas que son las más agradecidas.

4-Evita todo lo que te hace daño

Y en esto puede ir desde un trabajo, una persona, una relación e incluso un mal hábito o vicio. Cuando evitamos aquellas cosas que nos hacen mal, estamos amándonos y de seguro que te sentirás bien al sentir que tienes este tipo de control sobre tu vida.

5-No te hagas caldo de cabeza

Las mujeres somos re buenas para hacernos caldo de cabeza, para darle vuelta una y mil veces a una situación, sacamos teorías, hipótesis y hasta conclusiones. Pensamos en que lo que hicimos mal, en qué no hicimos y que por qué a mí bla bla bla… todo esto sólo te hace perder energía y sin sentido. Porque nos vas a resolver nada pensando tanto en el tema. Hay que aprender a soltar. Es como, chuta, esta persona que tanto querías te decepcionó, Ok, es triste, pero el mundo no se acaba, se aprende de lo que pasó y se da vuelta la página sin rencor.

6-No odies más de la cuenta

A veces un se topa con gente penca, malintencionada, mala onda. Incluso a veces la persona más buena del universo te puede hacer daño. Pero grábate algo en la cabeza: esto es parte de la vida. Y estas son las cosas que nos hacen aprender y a ser mejores y más fuertes. No hay que odiar a quien te hizo daño, porque con este tipo de sentimientos negativos a la única que persona que dañas es a ti. De hecho es mejor que la ignores.

 

 

Deja tu comentario!