7 situaciones que nos pueden matar el deseo sexual por él

Historias-en-mis-30

Por mucho que ames a ese hombre, puede que el deseo por él comience a descender. Si bien hay muchas razones por la que esto puede pasar, acá te damos algunas que no son tan poco frecuentes.

El deseo sexual no es algo que se gana en una rifa. Tampoco es algo que se mantiene por sí solo por obra de magia. El deseo sexual o la libido es algo que también se trabaja, que se cultiva, se cuida, porque de lo contrario, es muy posible que disminuya, y en el peor de los casos, desaparezca, bueno, o al menos nos haga pensar que desapareció.

Cuando se está en pareja, en especial, cuando se lleva un buen rato, y más aún si se convive, el deseo sexual debe trabajarse de a dos, porque de lo contrario, comienza a decaer. Por lo mismo, hay que sacarse de la mente de que  el deseo se mantendrá vivo por arte de magia o que si se nota un cambio en él, implica que no hay amor. Eso son tan sólo falsas creencias que nos hacen cometer errores. El deseo se cultiva, se trabaja y se hace en equipo.

Ahora, lamentablemente a veces nos encontramos frente a situaciones que hacen que nuestro deseo por esa persona tan especial comience a decaer, acá van algunas de ellas, todas solucionables, por cierto, siempre y cuando se conversen de manera respetuosa y claramente.

1-      Que él se deja estar

Lo conociste delgado, perfumado, y siempre notaste que hacía un esfuerzo extra por gustarte. Pero de pronto, comienzas a ver que su panza empieza a tener vida propia, no siempre se baña, y hasta a veces huele mal. Cada vez que lo ves anda en buzo y zapatillas.

2-Que te critique por tu cuerpo

No hay nada más matapasiones para una mujer (aunque para un hombre también) que tu pareja, esa persona que ve desnuda, comience a hacer comentarios negativos acerca de tu físico y ojo dijimos negativos, no constructivos, porque puede ser que él pueda dar alguna opinión si es que una se la pida de manera respetuosa. Pero si va y dice que estás media suelta de ciertas partes o que estás media peluda, o que podrías ponerte unos implantes o que derechamente estás gorda…. O sea ¿quién se puede calentar así? Nadie.

3-Que te haga sentir como muñeca inflable

Vale decir, que no haya previa sexual, que todo se trate de él y su satisfacción sexual, de su orgasmo, que te imponga ciertas prácticas amatorias que en verdad no te gustan o no quieres hacer.

4-Pelear con él todo el santo día

Eso de que el sexo de reconciliación es lo mejor y súper excitante puede resultar una o dos veces, pero si siempre es sexo de reconciliación, no hay cuerpo que aguante. Las discusiones en general, y más aún si son fuertes o con faltas de respeto, merman el deseo sexual, ojo con eso.

5-Que haga comparaciones odiosas

Como comentar (con y sin mala intención) lo bueno que era el sexo con una ex, con una fulanita tal por cual, o peor, las acrobacias eróticas que hacía con otra en la cama. Realmente eso es matar el deseo sexual de una mujer. Mal.

6-Te parece demasiado tierno

Sí, tal cual leíste. La ternura es una relación es muy importante, es cierto, pero que sólo exista esto complica un poco lo sexual. O sea, claramente debe haber ternura en el sexo, pero también debe haber erotismo, y es bien difícil sentir deseo sexual o erotismo por alguien que uno ve como un osito de peluche.

7-Él se puso fome

Siempre está cansado, le da lata hacer ciertas posiciones, se le olvidó innovar, se puso rutinario. Y cero romántico.

Deja tu comentario!