Cómo conocer a alguien a través de las palabras que usa

Historias-en-mis-30

En tan sólo unos minutos una puede tener una panorámica más o menos clara sobre las carencias de alguien, sus anhelos y principalmente sobre su actitud frente a la vida.

Las palabras son poderosas, tanto como lo son nuestros pensamientos. Las palabras pueden convertir situaciones o emociones en realidades. Al igual que si pensamos en algo negativo o positivo, esto se vuelve una realidad en nuestras vidas.

Por lo mismo, siempre debemos cuidar mucho de lo que pensamos y de lo que decimos, en especial sobre nosotras mismas.

Nuestras palabras están relacionadas con nuestra actitud frente a la vida e incluso con nuestras creencias o la prioridad que le damos a ciertos temas. Ahora, claramente queda preguntarse ¿son nuestras palabras las que definen nuestra actitud o es nuestra actitud la que definen nuestra palabras?

Si bien no hay una verdad absoluta en esto, lo cierto es que puede ser que esto sea un círculo. Es decir nuestra actitud frente a la vida define nuestras palabras y a la vez nuestras palabras también influyen en nuestra actitud.

Por todo lo anterior, es posible conocer a alguien en profundidad, en tan sólo unos minutos, con tan sólo prestar atención en lo que dice y cómo lo dice. En cómo, por ejemplo, habla acerca de sí mismo o cómo habla de otros.

Hay un ejercicio muy sencillo que yo suele emplear cuando la otra persona me  parece interesante o cuando quiero conocerla un poco más. Pregunto: “¿eres feliz?”. Esto puede ser una pregunta cualquiera, pero a la vez es una pregunta profunda.

Muchas personas, antes de responder, lo piensan harto. Otras, contestan que sí, pero enlistan una serie de “peros” que en verdad son sus carencias, aquellas cosas a las que se aferran y que en verdad, según ellos, no les permiten ser felices.  Otros, derechamente contestan que No, que no son felices, pero que aún día lo fueron, rememorando el pasado y también están los que visionan que en el futuro sí podrán ser felices, porque están trabajando para ese futuro.

Con esta pequeña pregunta, vas a conocer de inmediato el tipo de actitud que tiene frente a la vida esa persona, qué cosas le aquejan y a qué le da prioridad.

Lo mismo pasa cuando le preguntas a alguien qué cosas le gustan hacer o qué cosas le apasionan. Muchos, no sabrán qué responder o se demorarán un mundo en dar una respuesta tibia. Se puede constar así que estás frente a una persona que poco o nada se conoce o que trabaja en estos aspectos recreativos de su vida. Y hay un apartado que cuando se le pregunta esto, tan sólo te hablan de dónde trabajan, de su profesión, de su carrera. Es así que podemos constatar rápidamente que para la persona su vida gira en torno su trabajo.

Y para qué decir cuándo le preguntamos a alguien por sus supuestos defectos, de seguro que te nombrarán muchos, pero a la hora de pedir virtudes, puede que se demore un poco más.

La verdad es que si uno habla con alguien, lo que se tiende a escuchar son quejas, lo que esa persona no quiere más en su vida, lo mal que lo ha pasado y las experiencias que no quiere repetir.

Así que para la próxima, cuando estés frente a alguien que quieras conocer un poco más, mantente alerta a lo que dice y cómo lo dice. Y de pasadita, también es importante que nosotras también aprendamos a crear realidades con nuestras palabras, ¿las claves? Quejarnos menos, pensar positivo, ser agradecidas y tratarnos mejor con hechos y palabras.

Deja tu comentario!