Cómo ocupar la energía del otoño

Historias-en-mis-30

Por estas latitudes hemos llegado oficialmente al otoño. Y esta estación, quizás media aburrida para algunas, en realidad posee una gran energía que podemos ocupar a nuestro favor. Acá te contamos cómo.

Todo cambia y todo cumple su ciclo. Así es la vida y los cambios de estación nos vienen a confirmar esto: nada es para siempre.

El otoño en estas lides es bastante especial. De partida, comenzamos a contar con menos sol, y con menos luz de día, por lo mismo, esto es un llamado a buscar nuestra propia luz para compensar.

Esta estación es una invitación a pensar acerca de nuestra vida y las decisiones que hemos tomado ¿han sido buenas? ¿han sido malas? ¿queremos tomar nuevas decisiones para cambiar lo que no nos gusta? Y si es así ¿qué decisiones debemos tomar? ¿qué debemos sacar o incorporar a nuestra vida? Son preguntas profundas y que requieren de que estemos súper conectadas con nuestros sueños, anhelos y con quiénes somos o queremos llegar a ser.

El otoño es un momento ideal para aligerar nuestra mochila, para sacar aquellas relaciones que son más un peso que un aporte, para transformar sentimientos que en verdad son más un lastre más que una emoción que nos dé felicidad.

Es un momento ideal también para deshacernos de todo aquello que ya no ocupamos o que ya cumplió su vida útil, puede ser ropa, muebles, puede ser lo que sea.

También es una época ideal para preguntarnos qué es lo que realmente nos gustaría hacer y cuestionarnos de por qué aún no lo hemos hecho, qué es lo que nos detiene, nos pone en pausa o nos estanca.

Y otro dato no menor, de acuerdo a la medicina tradicional china, el otoño es la estación de la cosecha y la purificación interior y es representada por un elemento: el metal.

 

 

Deja tu comentario!