Consejos para sacar a alguien de nuestros pensamientos

Historias-en-mis-30

¿No paras de pensar en esa persona que se fue o que te hizo daño? Si bien pensar siempre es un buen ejercicio para nuestra mente, hay que tener mucho cuidado con los pensamientos negativos y obsesivos. Acá te damos algunos tips para extirpar a esa persona de tu mente.

Como ya hemos dicho antes, los pensamientos son poderosos y podemos usarlos para nuestro bien, pero también podemos usarlos, sin querer queriendo, para nuestro mal. Y si bien pensar en las personas, recordarlas y detener nuestras actividades para retenerlas un rato en nuestra memoria, puede parecer súper romántico y lindo, no siempre lo es y no siempre nos hace bien.

Esto puede pasar por muchas razones, por ejemplo, la persona puede ser alguien que nos hizo daño, que nos abandonó, mintió, alguien con el cual tuvimos una relación muy linda y después dejó de ser tan linda. O por el contrario, puede ser una persona con la cual quisiéramos tener una relación, pero que simplemente no se puede.

Todo lo anterior hace que cuando pensemos en alguien sintamos más tristeza que otra cosa. Pensar mucho en alguien es un tremendo gasto energético, incluso físico, aún cuando no estemos más que sentadas pensando. Nos distrae, nos pone de mal humor, y hace que comencemos a andar negativas.

Así si sientes que alguien te está provocando esto y quieres sacarlo de a poco de tu mente, acá van algunos consejos. Ahora, ojo que acá no hay fórmulas mágicas ni rituales que puedas hacer, es un trabajo personal donde tú eres la artífice.

*No te empecines en no pensar en esa persona

Típico que no queremos pensar más en una persona y decimos “ya, se acabó, no voy a pensar más”. El cerebro no entiende en negativo, de hecho, hay estudios relacionados con esto. El investigador Daniel Wegner hizo un experimento: le pidió a un grupo de personas que pensaran en un oso blanco. Y luego, se les pidió que dejaran de pensar en el oso blanco. Lo que pasó es que este grupo terminó pensando en el oso blanco mucho más que antes. Lo que genera angustia y frustración. Por ende, mientras más pensemos en que no queremos pensar, es peor.

*Aceptar que de cuando en cuando aparecerá esa persona en la mente

Se ha visto que quienes aceptan de una mejor manera de que los recuerdos son parte de nuestra historia, de que de cuando en cuando, podemos encontrarnos con alguno de ellos, son quienes van suprimiendo estos pensamientos lento, pero seguro.

*Ocupar tu mente en mejores cosas

Dice que el ocio es la madre de los vicios, y es así. Si no ocupamos nuestra mente en cosas como el trabajo, actividades que nos gustan hacer, o en pensamientos más alegres, de seguro que comenzaremos a obsesionarnos con ciertos pensamientos o con la persona que necesitamos sacar de nuestra mente. Así que lo mejor es ocuparnos.

*Enfócate en sus defectos y en por qué estás mejor ahora

Porque si vas a estar por ejemplo, pensando en tu ex, bueno, no sólo pienses en los momentos felices, piensa también en los momentos tristes, y recuerda muy bien por qué él es tu ex. O sea, no es mera casualidad. Si es necesario, anota cada una de las cosas que te molestaban de él, cada uno de sus defectos, recuerda cada uno de los momentos poco felices que tuviste con él. Al hacer esto, no estamos llamando al odio, sino que estamos llamando a la cordura. Saca a ese hombre del pedestal.

*No pierdas de vista que algún día no pensarás en esa persona

Y es así, ¡se los podemos firmar! Llegará el día en que simplemente se te olvidará su existencia. ¿Existe? ¿cómo se llamaba? Y les aseguramos que si llegaras a encontrarte con él o con algún recuerdo, será tan sólo eso, un recuerdo más dentro de los miles que atesoramos en esta vida.

Deja tu comentario!