Consejos simples para eliminar al enemigo: PUNTO NEGRO

Historias-en-mis-30-2

Te apuesto que eres las que sienten un placer extraño al reventarlos. Si eres de esas o si eres de las que simplemente está cansada de verse en el espejo y toparse con estas asquerosidades, acá te damos soluciones simples y baratitas para terminar con ellos PARA SIEMPRE.

Nadie le gusta mucho hablar sobre los puntos negros. De hecho, si se fijan en la tele no se promocionan productos que los eliminen. Los puntos negros son como un tema tabú entre las mujeres, incluso entre aquellas que tienen una piel de porcelana, porque la verdad es que todas tenemos esas asquerosidades en la cara y en la espalda, unas, más que otras no más.

De hecho y vamos pelando. ¿Se han subido al metro o a la micro y se han topado con mujeres que andan luciendo su espalda llena de puntos negros? Da un poquito de asco.

Así que para ellas y para todas nosotras, sacamos del baúl algunas ideas realmente buenas y efectivas para eliminar esos puntos feos.

Pero partamos por una explicación básica para que no pequemos de ignorantes. ¿Qué son los puntos negros? Bueno, en realidad ellos se generan porque los poros de la piel obstruyen la traspiración excesiva de las glándulas sebáceas. De este modo, el sebo y la queratina se oxidan y se transforman en un punto negro. No muy agradable, pero hay que saber primero de qué estamos hablando. Dicho de otro modo, es exceso de grasa en la piel.

Y quizás este dato las sorprenderá: el punto negro no tiene pero absolutamente nada que ver con el acné. No siempre van de la mano.

Muchas de nosotras para eliminarlos llegamos y los reventamos con los dedos, lo que nos produce un placer culpable pero también daña nuestra piel, así que hay que dejar de hacer eso y optar por otras soluciones, como las siguientes.

1-Mascarilla natural

Los ingredientes son bien simples: 1 yogurt natural, medio pepino y hojas de perejil. Coloca todo esto en la licuadora hasta que consigas una mezcla tipo mascarilla. Aplicas sobre el rostro y esperas unos 15 minutos. Luego enjuagas esto con agua tibia y listo. Se recomienda hacer esto una vez a la semana.

2-Vaporcito

Este sí que es simple. Hierve agua y luego colócala en un bowl o recipiente, espera a ver que no esté demasiado caliente (no te vayas a quemar) y luego coloca tu cara sobre el tiesto y quédate así de 10-15 minutos. Luego, verás que los puntos negros que tienes se verán más visibles (el vapor hace que se expandan), es en este momento que debes tomar pedazos de algodón y reventarlos. Ojo…. debes usar el algodón para no dañar la piel como dijimos anteriormente.

Hay otra forma también para conseguir el mismo efecto. Puedes humedecer una toalla con agua caliente y luego colocarla en tu cara limpia por unos 10 minutos, con esto también se abren los poros.

3-Mezcla nocturna

Otro dato natural. Después de desmaquillarte por la noche, haz una mezcla con un poco de jugo de limón, aceite de almendras y glicerina. Te la aplicas, espera unos 10 minutos y luego enjuagas con agua tibia. Esto lo puedes hacer todas las noches. Ahora, ojo no hagas esto antes de salir en el día, el limón es muy sensible a los rayos de sol y puedes quedar con la cara manchada.

4-Cepillo de dientes

Otro tip. Primero colocas sobre tu rostro desmaquillado durante 10 minutos una toalla húmeda con agua caliente. Luego, tomas un cepillo de dientes normal y lo humedeces con agua caliente y comienzas a cepillar tu nariz del  centro hacia los lados y luego al revés, es decir, de los lados hacia el centro. Esto hará que salga toda la suciedad de tus poros y no se generen los puntos negros.

Luego de esto, humedece tu cara con agua fría y aplica una buena crema. Ojo, que el cepillado debe hacer suavecito, porque de lo contrario, terminarás con toda la cara roja.

5-Exfoliante natural

Hay muchas alternativas y acá va una buena. Los ingredientes son 2 cucharadas de harina de avena y 1 cucharada de miel. Mezclas bien, luego lo calientas unos minutos en el microondas. Lo aplicas en el rostro y esperas unos 20 minutos. Luego, enjuagas con agua tibia. Puedes hacer esto una vez a la semana.

DATOS PARA TODOS LOS DÍAS

Más allá de las soluciones que les acabamos de dar es importante que todas nosotras tengamos una rutina de limpieza DIARIA. Sí, diaria, no de vez en cuando y no cuando ya estamos con la piel fea y llena de puntos negros. Acá va lo básico de lo más básico que debes hacer hasta el día en que te mueras.

*Lavarse la cara TODOS los días. En preferencia con agua fría.

*Aplicarse productos de limpieza de rostro TODOS LOS DÍAS después de la ducha y aún cuando ya te hayas lavado la cara con agua fría. Uno bueno es el agua de rosas. Se aplica con un algodón y verás toda la mugre que sale de tu cara aún cuando jurabas de que estaba limpia.

*Todos los días después de la ducha debes aplicarte una buena crema hidratante especial para la cara.

*Todas las noches debes desmaquillarte. Nunca hagas esto de quedarte dormida con el maquillaje porque no sólo despertarás como mapache, sino que además tu poros se cerrarán, se te dañará la piel y aparecerán los puntos negros.

*Exfolia tu piel con productos comprados o naturales por lo menos una vez a la semana. Si tienes demasiado la embarrada, te recomendamos que hagas esto dos veces a la semana.

*Cambia la funda de tu almohada. Con este tip sí que te matamos. Pocas lo saben, pero resulta que el aceite que produce los folículos de nuestro pelo pueden quedar en la funda, entonces después si esto entra en contacto con nuestra piel, se promueve la grasitud y por ende, la aparición de espinillas y puntos negros.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja tu comentario!