Cuando el hombre es bueno en el catre

historias-en-mis-30

Si estás con alguien que sientes que es muy bueno en la cama, entonces, además de decirte que eres una suertuda, te invitamos a leer esta nota.

Siempre he cuestionado cuando alguien (hombre o mujer) se auto promociona como “bueno (a) para la cama”. Además, de considerarlo un poquito soberbio, porque la recomendación viene de demasiado cerca, me parece que en verdad no existen buenos o malos amantes, sino  más bien amantes que se complementan o no con una.

Porque, por ejemplo, para mí  un hombre X puede ser un huracán en la cama, pero para otra, lo mismo, el mismo menú sexual ofrecido por el hombre X, puede ser una lata o demasiado extremo, bordeando en la locura y delictual.

Así que cada una con sus gustos. Ahora, cuando sí  sentimos que el hombre es buen amante, es bueno para la cama, para el catre, hay ciertas cosas que nos pasan. Acá van algunas de ellas.

*Andamos más ganosas

Un hombre que nos hace vibrar en la cama, provoca de manera inmediata un efecto subidón de deseo sexual. Nos dan ganas de estar con él incluso en lugares y horarios poco apropiados, repasamos escenas sexuales experimentadas. Andamos más ardientes.

*Nos dan  ganas de experimentar más cosas

Probar cosas nuevas, cosas que nunca nos hemos atrevido a experimentar o que incluso ni sabíamos que existían. Un buen amante tiene ese poder, esa magia sobre nosotras.

*Nos olvidamos de los pudores

Los complejos con nuestro cuerpo y con el sexo en general. Un buen amante, es capaz de hacernos olvidar completamente esas ideas nefastas y prejuicios que a veces tenemos.

*Siempre queremos más

A veces el buen sexo es como una droga, nos podemos enviciar con él. Una no es ninguna. Y la  verdad es que nunca hay suficientes orgasmos.

*Ocupa uno de los primeros lugares de tu ranking sexual

Todas tenemos algo así como una especie de ranking de parejas sexuales que han pasado por nuestras vidas. Y hay algunos ( si son varios, tenemos un muy buen ojo) que destacan por sobre el resto. Y bueno, este hombre ocupa uno de los primeros lugares, si no, el primero.

*Es tu talón de Aquiles

Cuando el sexo es bueno, muy bueno, puede convertirse también en nuestra criptonita. Es difícil, muy difícil, decirle que no a un hombre cuando es buen amante. Y hay que tener cuidado acá, porque esto puede ser usado en tu contra.

*Aceptar que no será fácil de dejar

Así es. El hombre que es bueno para el catre tiene ese poder sobre nosotras. Porque puede ser que sepamos que la relación con él no funciona, puede ser que sepamos que no nos hace muy bien, puede ser que nos sea imposible  proyectarnos con él más allá de la cama, sin embargo, como es bueno en el sexo, nos costará tomar la decisión de dejarlo. De seguro que lo logras, al final, pero no será fácil. ¡Asúmelo!

 

 

 

Deja tu comentario!