Cuidados íntimos que debes tener en verano

vagina-genitales-sexo-belleza_intima_CLAIMA20150323_4253_36

Tener una buena higiene es importante para nuestra sexualidad y placer. Además, demuestra el amor que nos tenemos. Acá te damos algunos cuidados extras que debemos tener en cuenta en época de altas temperaturas.

*Cambio seguido de toallas y tampones

El verano hace que aumenten la proliferación de bacterias, por lo que cuando andes con la regla, es recomendable que te cambies seguido las toallas higiénicas o los tampones, para así evitar toda posibilidad de padecer de hogos u otras infecciones.

*Procura secarte bien esa zona

Es posible que con el calor, nos duchemos más de una vez al día, pero aunque lo hagas sólo una vez, este consejo es vital: luego de salir de la ducha, debes secarte bien tu zona vaginal, para que no quede húmeda, ya que de lo contrario, dejas abierta la posibilidad de que se alojen bacterias. Otro tip importante es que te seques esa parte con una toalla distinta a la que te secas el resto del cuerpo, ideal es que sea de algodón.

*No te quedes con el traje de baño mojado

Esto sí que es un clásico del verano. Estamos en la piscina o en la playa, disfrutando de nuestros días libres y pasamos horas con la parte de abajo del traje de baño totalmente mojado. Si bien, nadie dice que nos debemos cambiar de inmediato, no hay que pasar demasiado tiempo así, porque de lo contrario, se humedece nuestra zona íntima y favorece a la aparición de hongos. Lo mejor es siempre lleva una o más mudas.

*Cambia el PH

El calor y la humedad del medio ambiente puede hacer que cambie el PH de nuestra flora vaginal, lo que podría provocar un desequilibrio y provocar molestias como aparición de hongos, infecciones, tales como la cistitis. Por eso es muy importante que tomemos los resguardos necesarios mencionados en esta nota y que además estemos atentas a cambios en nuestro flujo vaginal, como si por ejemplo, se torna amarillento o tiene mal olor. De detectar cualquier anomalía, debemos ir lo antes posible a nuestro ginecólogo.

*Olvídate de estos sprays o productos íntimos para el olor

En verano sudamos más, por lo que es posible que sientas en la mitad del día que no tienes un muy buen olor “allá abajo”, para esto, el mercado nos ofrece un sinfín de productos que aseguran hacernos andar con una vagina fresquita con olor a rosas. MUCHO OJO CON ESTO, porque estos productos contienen sustancias químicas que son nocivas para nuestra salud y que cambian el PH de nuestra vagina y cuando eso sucede, llegan las infecciones. Primero que todo debes saber que nuestra vagina se limpia sola, no necesita de tanta ayuda. En caso de sentirte demasiado incómoda, entonces, lávate con agua tibia sola o acompañada de un jabón natural o neutro, es decir, sin químicos. Y no se te ocurra hacerlo varias veces al día, porque el exceso de humedad en la vagina deja abierta la puerta a los hongos. Con una o dos veces al día, basta.

*No te depiles por completo

Muchas optan por la depilación al cero o mejor dicho por la depilación brasileña. Claramente es mucho más cómoda cuando usamos bikini y es más fresquita, incluso puede hacernos sentir más en el sexo. No lo vamos a negar, pero tiene un gran inconveniente, y esto es que deja a nuestra vagina completamente expuesta a infecciones y bacterias. Lo mejor es depilarnos en la zona del rebaje y recortar los vellos que molesten, pero no quedarnos como muñeca.

*Usa calzones de algodón

Esto no es la recomendación de la abuelita, es una realidad comprobada: el algodón es el mejor material para nuestra zona íntima ya que permite la correcta circulación del aire y permite que nuestra piel respire. Es más cara que el resto, quizás no encontrarás diseños súper sensuales, pero por lo menos no andarás con hongos. Y eso es mucho más sexy. Ahora, puedes usar lencería de otros materiales, pero para ocasiones especiales y en los que sabes que andarás por mucho rato con ese calzón. Pero para el día a día, ¡el algodón!

*Modera el colaless

Cuando se masificó el colaless, hay mujeres que nunca más se lo sacaron. Son cómodos, y no se marcan, ideales en esta época donde ocupamos colores más claros. Está bien usarlos, pero no todos los días. El diseño de esta prenda hace que sea súper fácil que bacterias del recto lleguen a nuestra vagina ¿resultado final? Cistitis.

*Orina después del sexo

Esta es una recomendación para los 365 días del año. Hay que orinar después de tener sexo, no sólo porque es posible que nos den ganas, sino porque así expulsamos todas las bacterias que pudiesen quedar en nuestro organismo y que se podrían alojar provocándonos infecciones como la temida cistitis.

Deja tu comentario!