Descubre si eres una adicta al amor

historias en mis 30 1

¿Sabías que la adicción al amor es una patología y que tiene muchas semejanzas a la adicción a las drogas?  Bueno, si eres de esas mujeres que se demoran 1 segundo en enamorarse, en decirte te amo y entregar hasta el hígado en una relación, es posible que padezcas de este mal que es muy común entre nosotras, las mujeres, aún cuando los hombres también pueden sufrirla.

La que escribe partió pololeando a los 15 años y no paró hasta los 33. Pasé casi 20 años de mi vida de romance en romance, de pololeo en pololeo. Y no puedo dejar de mencionar lo identificada que me sentí cuando vi la película “Comer, rezar y amar” especialmente en una escena cuando Julia Roberts comenta que pasó la gran parte de su tiempo o iniciando una relación o recuperándose de una.

Bueno, esa mujer fui durante muchos años hasta que los astros se alinearon y un hombre me dejó y no la vi venir, por ende, no había plan B. Tuve que bancarme la pena, el duelo y el famoso luto que implica que una relación en la que uno puso todas las ilusiones, se acabe prácticamente de un día para otro.   Así me encontré por primera vez en toda mi vida, soltera. Y bueno, sin desviarme del tema, puedo decir, casi sin duda, que yo padecí de este mal, que fui adicta al amor y que aún lo soy pero rehabilitada con todas las complicaciones que eso quizás pudiese implicar.

Esto de la adicción no es nada un cuento de las abuelitas, hay bases científicas que la fundamentan. La antropóloga Helen Fisher hace unos años desarrolló un estudio con personas que habían recientemente terminado una relación. Increíblemente cada vez que a ellos se les mostraba alguna imagen de su ex, se activaban algunas zonas cerebrales, las mismas que se activan al consumir drogas como la cocaína o nicotina.  Por ende, la investigadora concluyó que el amor, ese romántico, es realmente una adicción.

En tanto el Instituto de salud Sexual de Los Angeles, Estados Unidos, también ha asegurado que la adicción al amor es una adicción sicológica y en su investigación hasta enumeró las características de quienes la padecen, lean bien:

Síntomas de un adicta (o) al amor

Te muestras muy necesitada cuando te involucras en una relación.

Te enamoras rápidamente.

No puedes parar de pensar en tu objeto de afecto ni siquiera cuando necesitas estar concentrada para hacer alguna tarea.

Cuando te sientes sola,  eres capaz de mentirte a ti misma o bajar tus estándares para estar con alguien, aún cuando sabes que mereces más.

Tiendes a involucrarte con hombres que no quieren comprometerse, jurando que los harás cambiar.

Si te gusta alguien, aún cuando ves señales que esa persona no te conviene, prosigues igual.

Tiendes a involucrarte en relaciones poco sanas que te degradan como persona.

Qué hacer si eres una adicta (o)

Susan Peabody es la autora del libro “Adicction to love” y fundó el organismo Love Addicts Anonymous que ayuda a quienes padecen de esta patología. Ella entrega 12 promesas que hay que repetirse y que ayuda a superar este mal:

1- Tengo una nueva sensación de libertad, porque dejo atrás el pasado.

2- Tengo fe y confío en mis futuras relaciones.

3- Me puedo sentir atraído por alguien, pero sin enamorarme en una sola noche y puedo enamorarme sin llegar a ser obsesiva.

4- Puedo identificar la realidad de la fantasía.

5- No tengo que controlar a la gente que amo ni ellos a mí.

6- No me involucro con personas que no están disponibles.

7- No hago por los demás lo que ellos deberían hacer por sí mismos.

8- No dejaré que nadie abuse de mí ni verbal ni sicológicamente.

9- Me amo tanto como amo al resto.

10- Busco en mi poder superior la fuerza, guía y voluntad para cambiar.

11- Si el amor me llega a abrumar, no lo demostraré con comportamientos adictivos.

12- Si siento que mis necesidades no son satisfechas, tengo la capacidad de terminar la relación.

 

 

Deja tu comentario!