El mapa de la infidelidad femenina

Historias-en-mis-30

Si andas con el diablo en el cuerpo y/o mente, acá recolectamos las razones más clásicas que pueden llevar a una mujer a engañar a su pareja. Y pasa, incluso en las mejores familias (así que no se me hagan las tontas).

La que esté libre de pecado que lance la primera piedra. Esta nota no es una apología a la infidelidad ni es una oda a la traición, pero tampoco queremos entrar a juzgar porque claro, en un mundo ideal, engañar y mentir está mal, pero en el mundo real,, a veces son cosas que suceden y con sus consecuencias.

Si bien es cierto que durante mucho tiempo siempre se asoció la infidelidad con los hombres, hoy ya sabemos muy bien que podemos ser igual o incluso más infieles que ellos. Ahora, lo que si es posible es que nuestros engaños sean por razones distintas que las masculinas.

Así que andas con el diablo en el cuerpo y/o mente, acá recolectamos las razones más clásicas que pueden llevar a una mujer a engañar a su pareja.

*Abandonada

Si bien sentirse sola o poco querida por parte de la pareja, no justifica un engaño, hay que decir que prepara el camino para esto. Porque nunca falta quién sí se fija en ti, quién hace justamente l que tu pareja no hace o dejó de hacer, el que se “ofrece” a ser tu paño de lágrimas, confidente y que te presta toda la atención que quieres. Difícil rechazar eso.

*Gorreada

Bueno, también está la posibilidad de que hayas descubierto una infidelidad de tu pareja y que te hayan dado ganas de pagarle con la misma moneda. Sin ánimo de juzgar igual esto no es muy aconsejable, porque no hace bien, pero si crees que es lo correcto para ti y sientes que así se equilibra la balanza, bueno…

*Aburrida

A veces nuestras parejas nos aburren, más aún si convivimos. La rutina, el día a día, los problemas, las diferencias, el verse siempre, bueno… todo va dirigido a que se vaya perdiendo la magia, las ganas de estar con el otro, las ganas de tocarse, las ganas de tener sexo, hacer cosas nuevas, etc. Y todo esto puede llevar a que te aburras y… empieces a mirar para el lado.

*Desenamorada

Claramente el desamor hace que uno quiera buscar nuevos rumbos amorosos, ahora el desamor no pasa de la noche a la mañana, es de a poco, por lo que es posible, que dentro de los sucesos que te harán pensar que el amor se acabó, puede ser una infidelidad. En este caso, el engaño puede ser el síntoma de que se acabó.

*Falta de sexo

Hay hombres que se ponen realmente fomes cuando están en una relación estable y segura. Si era un amante insaciable, ahora, la verdad es que prefiere comerse una pizza y ver fútbol antes que tener sexo contigo. Y eso, está Ok, una vez, dos veces, pero ¡no todas las veces! Así otra gran causal de infidelidad femenina es la falta de acción en el catre.

*Ganosa

Y bueno, otra razón para ser infiel es que simplemente le haces honor a la canción de The Rolling Stones “I can’t get no satisfaction”. Esto implica que eres una picaflor y que te gusta, como suelo decir, la teleserie. Porque pasa, a veces nos gusta el melodrama para sentir que estamos vivas, que no somos unos robots, para condimentar la rutina, para acumular historias (y de las buenas), pero como todo en la vida, hay que tener cuidado, porque ustedes saben el dicho, el que juega con fuego…

 

 

 

Deja tu comentario!