En defensa del arroz: las mentiras que te han dicho sobre él

Me cansé de que amigas o compañeras se muestren aterradas por la sola idea de comer regularmente arroz. Es que muchas cosas malas se han dicho sobre este alimento, pero la gran mayoría han sido falsedades. Las invitamos a leer esta nota, reflexionar y a comerse un plato con ARROZ. 

Desde chica que he amado el arroz. Nunca me ha cansado. De hecho, mi mamá se reía porque me decía que parecía china, en referencia a mi amor eterno por este alimento.

Pero a medida que fui convirtiéndome en adulta, comencé a escuchar atrocidades sobre el arroz, algo que sucede hasta el día. De hecho, podría decir que casi todas las mujeres que me han rodeado, en alguna oportunidad me han comentado su amor por el arroz, pero a la vez su resistencia a consumirlo, ya que “engorda”, por lo que hay que evitarlo a toda costa.

Es como si en algún punto alguien que odiaba el arroz, comenzó a difundir rumores para desprestigiarlo. Porque mujeres, son rumores. Así que acá va una nota para que dejen de odiar el arroz y dejen de andar resistiéndose a sus encantos.

1-El arroz engorda

Casi todas lo creemos, pero es tan solo un mito. O sea, claramente si en un día te comes una olla de arroz, vas a engordar. O si todos los días consumes arroz, tampoco es saludable ni recomendable. Por otro lado, si te pones a comer arroz a las 12 de la noche puede pasar lo mismo, al igual que si al arroz le agregas mayonesa, kétchup, etc  ¿a qué vamos? A que todo va en la porción que consumas, como pasa con todos los alimentos y con qué lo acompañas. Se recomienda que consumir una taza de arroz por plato. Y claramente no es aconsejable agregarle salsas calóricas, que  esas sí que engordan.

Ahora, si esto no te convence, es cosa que te pongas a preguntarte lo siguiente, si el arroz de verdad engordara ¿no crees que chinos y japoneses liderarían las tasas mundiales de obesidad?

2-El arroz no debe ser incluido en una dieta

Falso nuevamente por lo señalado en el punto anterior. El arroz no tiene por qué ser excluido de una dieta balanceada, pero sí consumido con moderación. También se puede optar por el arroz integral en estos casos. Pero en sí el arroz es una tremenda fuente de fibra (ayuda a ir al baño de manera regular) y por otro lado entrega energía, ya que es abundante en hidrato de carbono, que a diferencia de lo que muchas piensan, este no es un componente creado por el demonio para hacernos engordar, es algo fundamental en nuestra vida, pero siempre con moderación, ya que son metabolizados por el cuerpo y con convertidos en energía.

3-Garantiza la  obesidad

Por irónico que parezca, hay estudios científicos que han concluido que el arroz ayuda a prevenir la obesidad gracias a que contiene muy bajos niveles de grasa.

4-Hay que evitarlo cuando estamos enfermas   

Mentira. El agua de arroz es un tremendo método natural que podemos consumir cuando estamos con el estómago revuelto o cuando padecemos de diarrea, ya que ayuda a estabilizar nuestro estómago. Incluso se recomienda para quienes padecen de síndrome de colon irritable.

Deja tu comentario!