Estudio revela gran verdad sobre la autoestima de la mujer a los 30 años

Historias-en-mis-30

¿Sientes que al llegar a las 3 décadas cambiaste para bien? Bueno, un interesante estudio podría entregarte la razón.

Supongo que las que  ya han entrado al mundo de las treintañeras  se habrán dado cuenta que esta es la década en que todo cambia. Y no estoy hablando de esos clichés que la sociedad nos impone, esto de la presión social por tener la vida organizada y encaminada. Porque  la “imposición” de tener una pareja estable o estar casada y de tener al menos un hijo a esta edad es cosa del pasado o al menos así debiese ser.

La vida ha cambiado, nosotras, las mujeres, hemos cambiado, por lo que esperar que sigamos los mismos patrones que nuestras mamás o abuelas es soberanamente estúpido. Fin.

Cuando yo hablo que cambiamos, me refiero a cosas mucho más profundas, como la imagen que tenemos de nosotras mismas y el mundo, nuestro amor propio, nuestra confianza y por cierto, nuestras prioridades.

Y para que vean que no estoy hablando puras tonteras, hay estudios que vienen a corroborar esto. A principios de 2017, la marca Showpro desarrolló un estudio que concluyó que la confianza en una misma va aumentando con el paso de unos años.

De hecho, aseguró que nuestro amor propio aumenta en un 23% al llegar a los 30 años. Esto pasaría porque en esta década se comienza a dejar el mal hábito de andar comparándose con otras mujeres y una se comienza a aceptar tal cual es, con sus defectos y virtudes.

Incluso de acuerdo a esta investigación, a los 30 años, a la hora de vestirse, más del  54% aseguró que  se inspira en el estilo de una amiga y sólo un 5% encuentra su inspiración en modelos de revistas.

Estoy segura que la que está leyendo esta nota y ya entró a los 30 años, rememorará todos los complejos que tenía como adolescente o como veinteañera y no sólo en cuanto a físico, sino que también en nivel intelectual, seguridad en una misma  y hasta en el área de la sexualidad.

De hecho, muchas veces me he pillado pensando en lo boba que fui al tener 20 años  avergonzarme por usar bikini en la playa o de ser incapaz de decir que NO, cuando de verdad quería decir que NO.

Por suerte existen los 30 años, una edad realmente maravillosa, ideal para replantearse la vida entera, ideal para recomenzar de cero todas las veces que sean necesarias. Una edad para vivir como una quiere vivir y no como otros pretenden. ¡He dicho!

 

 

Deja tu comentario!