Gaslight: el terrible abuso emocional que puede generar una pareja

mujer-angustiada

Si dudas sobre lo que viste, escuchaste o sabes de tu pareja o si sientes que tiene un poder sobre ti, es mejor que sigas leyendo esta nota.

Gaslight es el título de una película de 1944 protagonizada por Ingrid Bergman y que cuenta la historia de una mujer que es atormentada por los ruidos que escucha desde el ático de su casa, esto sumado a las presiones de su marido, la terminan por desquiciar.

Bueno de ahí deriva el término gaslighting usado por los especialistas para definir un estado patológico generado por una pareja manipuladora y controladora que hace que una confunda realidad con fantasía y hasta ponga en duda lo que acaba de ver o escuchar.

Suena terrible, pero no es tan poco frecuente de ver en aquellas personas que generan una dependencia emocional enfermiza con su pareja, claro que una pareja abusadora y manipuladora. De ahí que se puede entender, por ejemplo, como una mujer es capaz de hacer cosas tan insólitas como confiar todo su dinero o pertenencias a un hombre que acaba de conocer, y que aún viendo señales inequívocas que sus intenciones no son buenas, caen en una estafa.

Dicho de otra forma el gaslighting es una forma de violencia sicológica, un lavado de cerebro completo que no permite razonar ni ver la realidad por más obvia que sea. También se puede relacionar a casos de mujeres que aún cuando descubren una infidelidad evidente, al escuchar las explicaciones absurdas de la contraparte, las creen y hasta dudan de lo que vieron o escucharon.

El clásico “estás loca” cuando una pareja nos dice que no nos está mintiendo, aún cuando es obvio que es así, y nuestra duda respecto a la realidad, es sin duda una forma de este tipo de manipulación maliciosa.

Ahora, lo otro tremendo de este abuso es que la víctima puede llegar a perder su identidad por estar perdida en esta escalada de manipulación.

¿Cómo se puede salir de esto? de partida, es importante contar con una red de apoyo cerca que pueda orientarte, y lo otro es que una vez que se entiende se está al lado de un rey de la manipulación, alejarse de la relación y todo el daño. También una ayuda experta (sicólogo) no viene para nada de mal en estos casos.

 

Deja tu comentario!