¿Grande, pequeño o estándar?

¿Importa el tamaño o no ? ¿qué tan vital son los centímetros de un pene para el placer femenino? Hasta hace poco, yo habría dicho que mientras más grande, mejor, pero la verdad es que la experiencia me demostró que no, que  un pene demasiado grande y que no es manejado en la forma apropiada,  puede causar más dolor que goce.

El tamaño del miembro masculino es sin duda un tema de conversación entre nosotras, las mujeres. Recuerdo una amiga  que me contó que en un viaje a Brasil había decidido comprobar “empíricamente” si esto de los contundentes centímetros de la raza negra eran o no un mito. Para su felicidad no lo era y para retratar tan magnífico hallazgo, le sacó una foto y se la mostró a quien mostrara curiosidad.

También conocí el caso de una amiga que conoció a un sujeto quien, “orgulloso” de su anatomía, le envió una foto suya desnudo y con una contundente erección. Ella quedó impresionada, en realidad todas las que vimos la imagen, también.

Conozco mujeres que le miran las manos a un hombre para deducir si es que tienen o no un pene grande y que hasta son capaces de preguntar por el número de calzado para no llevarse sorpresas.

Por otro lado, los hombres no son ajenos al tema de los centímetros, ya que culturalmente se les mete en la cabeza (a las mujeres también) que un pene de grandes proporciones es sinónimo de masculinidad, testosterona y por cierto, mucho placer sexual. La ecuación “lógica” en estas lides es que mientras más grande, más placer y por ende mejores orgasmos.

No en vano, por eso, decirle a un hombre que tiene un pene chico, es ciertamente una de las peores ofensas que se le puede decir. Incluso es más ofensivo que decirle que es tonto o poco interesante.

El pene en sí es una figura que simboliza poder y hay lugares, aunque usted no lo crea, donde se le rinde culto, como en Japón, donde se realiza en abril el Kanamara Matsuri que en castellano significa el “festival del falo de metal”. Aquí literalmente se le rinde culto al pene y su capacidad de fertilidad ¿y cómo lo hacen? Acá se transporta la réplica de un miembro viril de color rosado y  se realiza una procesión. Curioso pero cierto.

penis-size

El tamaño del  pene incluso ha generado estudios como el que apareció en 2013:  “The penis size Worldwide” un mapa específico donde se encuentran los penes de mayores centímetros en el mundo.

Los “ganadores” en esta área se encontraron en: Colombia, Venezuela, Ecuador y algunos países de África como Congo, Sudán y Camerún con centímetros promedio de 16 y 17 aprox.  ¿Y qué pasa en Chile? Bueno, de acuerdo a este mapa el promedio es de 13 a 14 centímetros.

Es imposible dejar de mencionar al “The big penis book”, un libro recopilatorio de 400 imágenes de hombres – la mayoría de la década de los ’70 – que ostentaban tener una proporción agrandada de sus miembros, destacando entre ellos al legendario John Holmes, el actor porno famoso por sus 35 centímetros.

Igual el debate es bastante amplio. De hecho, hay teorías que indican que cada  tamaño de pene obedece a cierto estándar de su raza relacionados a  los tamaños de las mujeres. He allí que se podría entender por qué en general los hombres de raza asiática tienen menos centímetros que los hombres de raza negra. Si uno se fija, las mujeres asiáticas son menudas en cambio las de raza negra son más anchas de caderas. Ahora no siempre se da esta nomenclatura, pero suele darse en líneas generales.

Pero en medio de todo este discurso y oda al pene de tamaño grande, la verdad es que estadísticamente se reconoce que sólo el 2% de la población masculina ostenta tener 20 centímetros.

En tanto, hay una contradicción entre el discurso público y lo que pasa en la realidad, tanto para mujeres como hombres.

Ellas dicen

“La verdad es que creo que el tamaño no importa, es como es el dicho de una tía de mi esposo: no importa el tamaño del buque, lo que importa es como se mueva en la mar”, Asistente comercial, 40 años.

“Creo que el tamaño sí es importante porque qué pena tener un pene del tamaño de un dedo meñique, pero también es importante el movimiento y el uso que le dé el hombre, porque puede tener un palo de agua pero puede ser un hombre muy tieso. Es importante también el ritmo y el aguante, porque si no, todo queda en nada”, Periodista, 27 años. 

 “El tamaño sí es importante. No podemos hacernos las locas y decir que no nos importa. Sin embargo, hay que diferenciar. Si es sólo cama, sí importa el tamaño y el desempeño, pero si se trata de amor, a las mujeres no nos importa el tamaño, porque son otras las cosas primordiales”, Bailarina, 34 años.

 “Siento que todo extremo es malo, es decir, un pene muy grande o un pene muy pequeño. Creo que como en todo, hay que buscar el equilibrio y el balance. En lo personal yo prefiero un hombre que sepa moverse bien y que sepa conectarse con una, no sólo meterla y sacarla, que sea capaz de ver qué ritmo es el que te hace gemir más, que observe qué es lo que a ti también te está dando placer y no sólo se enfoque en él”, Periodista 34 años.

Ellos dicen

 “Creo que ni  el tamaño, ni la duración interesa, lo que realmente importa es que seas capaz de hacer sentir a tu mujer lo que ella necesita en la cama”, Web Master, 34 años.

“Quizás no tengo grandes proporciones, pero  tampoco tengo complejos. Ahora, yo creo que sí les importa a las mujeres, pero tampoco es una cosa que las atormente, o sea que no es algo tan decidor”, Diseñador gráfico, 29 años.

“Bueno como hombre en realidad no ando preocupado de eso ya que cuando me acuesto con las minas  siempre hago un buen precalentamiento de sexo oral, entonces cuando las penetro ya están bien excitadas y la penetración viene siendo la guinda de la torta ya que el placer continúa de otra manera. En realidad no ando por la vida preguntándole a las mujeres  si la tengo chica o grande ya que en el placer no hay medidas. Además,  nunca ninguna mujer me ha dicho, muéstramelo primero y ahí vemos, si eso hubiese pasado, le habría dicho, bueno ahí está la puerta…”, Audiovisual, 35 años.

Si se fijan de todas las personas a las que les consulté sobre el tamaño, ninguna ni ninguno argumentó su deseo de tener o poseer un miembro de dimensiones grandes, más bien se centró la discusión en las habilidades y técnicas masculinas a la hora de la penetración. El movimiento y el ritmo parecieran ser la clave del éxito más allá de las proporciones aún cuando el discurso público sea otro, aún cuando venda más un hombre de más centímetros que otro que es más bien “común”.

¿Y para ustedes importa el tamaño?

Deja tu comentario!