Guía para olvidar al ex

Historias-en-mis-30

El otro día buscando un poco de material sobre este tema, me encontré con una interesante entrevista de un reconocido especialista que entrega algunos punteos bastante lúcidos que todas debiésemos saber. Acá se los comparto.

Este tema se ha abordado varias veces en este blog y con bastante éxito, por lo que deduzco que el olvidar al ex, superarlo y dar vuelta a página, es algo que muchas quieren, pero que pocas consiguen de manera efectiva.

Por lo mismo, buscando material acerca de esto, me encontré con una entrevista realizada al señor Walter Riso, que  para las que no lo conocen o nunca han oído hablar de él,  les cuento que es un  doctor en sicología argentino y especialista en terapia cognitiva  que ha sacado una serie de libros relacionados a los problemas de pareja, de amor, de autoestima, de amores tóxicos y por cierto, sobre el ex.

La entrevista que leí es bien interesante porque entrega una guía (cuerda y practicable) sobre cómo podemos dejar atrás a este personaje y la quiero compartir porque de verdad que me pareció sabia y certera. Así que acá hice una selección de lo que más me llamó la atención.

*La ilógica del sufrimiento

Creo que todas hemos caído acá en esto que comentar Riso. Una cosa es que una sufra porque se está en una relación de pareja poco satisfactoria, tóxica o infeliz, y otra cosa es que una sufra cuando esta relación miserable llega a su fin. Porque por lógica, cuando algo malo sale de nuestra vida, esto debiese ser motivo de celebración y no de duelo ni de luto. Mucho menos deberíamos querer tener de nuevo a ese personaje en esta vida. Pero, el amor o el desamor no es tan lógico, porque acá entran a jugar otros factores, como la dependencia emocional que tenemos tener con una persona o una relación, el miedo a sentirnos solas, o peor, el seguir enamorada pero no de la relación en sí, sino que de lo que una quiso que fuese esa relación y no fue.

*La esperanza del regreso no muere

Cuando se acaba una relación importante en nuestra vida, se siente algo muy parecido a un duelo, vale decir, el luto que uno padece cuando alguien muere, con la diferencia que cuando alguien muere se hacen una serie de ceremonias para despedir a ese ser querido y se sabe que éste no volverá. En una ruptura no hay ceremonia alguna (aunque no estoy tan de acuerdo con esto, porque una también puede inventarse una ceremonia personal del adiós) y además, se sabe que el personaje no está muerto, por lo que se puede mantener viva la esperanza, que éste volverá algún día, implorando perdón y diciéndonos que en realidad nos aman. Ahora, esto claramente sí puede pasar, pero no al día siguiente ni en varios años, y lo que es peor, es muy probable que nunca pase.

*El duelo amoroso tiene etapas

Y ojo que éste puede durar de acuerdo a la persona, las experiencias de esa persona, la cultura en que está inmersa esa persona etc, por ende, es algo bien personal. Aunque yo aconsejaría no alargarlo más de la cuenta. Por su lado, el sr Riso distingue las siguientes etapas de este proceso:

1-Confusión y negación (no podemos creer que la relación se terminó, es casi como estar en un mal sueño o ser protagonista de una cámara escondida)

2-La espera (esta es la etapa donde esperamos un tiempo porque juramos que el personaje volverá a nuestras vidas, incluso nos hacemos expectativas respecto a esto). El sr Riso no lo dice, pero yo creo que en esta etapa surge la nostalgia, como que la mente juega un poco de nosotros, y de pronto, se nos olvida todo lo malo de él, lo colocamos en un altar, recordamos sólo lo bueno, y se nos olvida lo malo.

3-Se buscan explicaciones (como estamos viendo que él no volverá, comenzamos a preguntarnos por qué, empezamos a preguntarnos qué pasó en la relación que hizo que no funcionara, qué hicimos mal, qué hizo mal, etc)

4-Llega el odio. Sentimos rabia contra el personaje y con una misma, podemos sentirnos culpable por el quiebre, aún cuando haya sido él quien decidiera irse.

5-Pena. Sentimos mucha pena, lloramos harto, todo nos recuerda a esa persona.

6-Aceptación. Es ese momento en que nos damos cuenta que la relación efectivamente no nos hacía tan feliz como pensábamos, que no era tan re maravillosa, y que en realidad, no hay nada más que hacer que dar vuelta la página, sin grandes emociones, vale decir, sin odio parido ni amor incondicional. Es una etapa donde las emociones están más bien equilibradas o hasta neutras.

*El perfil de las que más les cuesta soltar al ex

Según el sr Riso, las que más les cuenta olvidar al ex, son aquellas que tienen una autoestima baja, vale decir, juran que nadie más las va a querer, o también las que son muy dependientes emocionales de esa relación o de esa persona. Y por cierto, también les cuesta más aquellas que no tienen una buena red de apoyo (amigos, familia etc)

*Las mujeres sufren más en una ruptura

Eso es lo que concluye Riso, según su visión, las mujeres solemos sufrir más cuando una relación se termina, pero sale más rápido de esto que un hombre, que aparentemente no sufre tanto, pero se mantiene más tiempo dolido, y tiene más problemas con lidiar con la soledad que las mujeres.

*Los errores más comunes que se cometen con un ex

Lo clásico: meterse en sus redes sociales para saber en qué anda y con quién, escuchar música que evoca recuerdos de la relación, mirar fotos de los dos juntos mañana tarde y noche, preguntarle a amigos suyo cómo está, sacarse el  tarot de manera obsesiva porque se siente ansiedad por el futuro, el indagar sobre su nueva relación amorosa, etc etc etc.

*Pedir ayuda si hay hijos de por medio

Una cosa es separarse sin hijos y otra cosa es muy distinta separarse cuando hay hijos de por medio, porque mal que mal, el lazo con esa persona jamás va a cortarse del todo, porque él es el papá de tu hijo. Acá, las cosas se pueden poner de hormiga, por lo mismo , el sr Riso aconseja buscar ayuda profesional para poder manejar de la mejor forma la separación para así no afectar a los hijos.

 

Deja tu comentario!