Las 7 maravillas de estar SOLTERA a los 30 años

Historias-en-mis-30

En  vez de andar llorando por los rincones como las lesas, o andar viendo fotos viejas, en vez de andar perdiendo tu tiempo en sentir odio o resentimiento, mejor ¡sácate ese piyama hediondo y VIVE LA VIDA!

Pareciera que desde que el mundo es mundo, el ser una  mujer soltera (más aún a los 30 y tantos) es algo así como una maldición. Un castigo kármico que debes pagar por tus pecados en vidas anteriores, por tu forma de ser (demasiado exigente, según dicen), por no haber pescado a ese pobre niño que sí te quería, en fin, por algo que hiciste alguna vez.

Pero de lo que pocas se detienen a pensar (en especial aquellas que quedaron solteras por decisión del otro y no por la propia), es que estar soltera a esta edad tiene varias ventajas, beneficios y alegrías, que y lean bien: NINGÚN HOMBRE O PAREJA LES VA  A PODER BRINDAR.

Así que en vez de andar llorando por los rincones como las lesas, en vez de andar revisando fotos antiguas de “esos tiempos felices”, en vez de andar llenándote de odio, ¡sácate ese piyama hediondo y VIVE LA VIDA! Acá, unas ayuditas.

*No tienes que depilarte JAMÁS

Sabemos que hay un montón de notas y especialistas que dicen que una debe estar atenta a los cuidados femeninos, que es parte del amor propio, BLA, BLA, BLA. Pero en serio mujeres, con la mano en el corazón, si ustedes pudiesen elegir no depilarse más ¿lo harían igual? Bueno, como sea, cuando se está solterísima, una se depila cuando se te viene en ganas o no te depilas nunca más porque nunca tienes ganas. Listo.

*Puedes andar con calzones de abuelita siempre

No es necesario andar preocupándose por ocupar lencería hot, de dominatriz o qué sé yo. Una puede andar con unos holgados calzones de algodón. Está la opción de usar los colaless de tigresa, pero es siempre y cuando andes de humor, y si no, ¡calzón de abuelita no más!

*Puedes zamparte una pizza familiar sin ser juzgada

Resulta que es viernes en la noche y no tienes ningún panorama. Sabes que podrás ver tus series favoritas, pero hay algo que se agrega y que se llama HAMBRE. En tiempos de soltería no tienes que andar preguntando cosas como “amor ¿y qué quieres comer?”, tampoco te ves en la obligación de cocinar algo, tampoco te verás inhibida de querer comer y degustar todos los pedazos de pizza que se te vengan en gana. ¿Quieres comerte una pizza entera? Entonces, vas llamas, pagas y ¡listo!

*Puedes ir a donde se te dé la gana

Nadie dice que el estar en pareja te ata, pero hay cosas que no se pueden hacer con tanta libertad no sólo por respeto por el otro, sino que también por no parecer desquiciada: salir a cletear a las 3 de la madrugada, irte de copas a las 1 de la tarde, ir a ver a un cine un maratón de películas cine arte e intensas, etc, etc, etc.

*Cantar y bailar sola

Esto va para las que han vivido en pareja. Hay cosas que realmente ya no se pueden hacer con tanta desfachatez como esto de andar cantando a grito pelado, bailar como desquiciada o andar desnuda todo el día por el departamento. Ahora que estás soltera, puedes hacer esto y mucho más.

*Coquetear con 1, 2, 10 …

Y con cuántos se te den la gana. Lo mejor de estar soltera es que puedes hacer esto con todos los que se te plazca, soñar con que cada uno es tu novio o el amor de tu  vida. Da igual, porque eres libre como el viento, poderosa como el mar… ustedes ya saben el resto.

*El amor de tu vida puede ser quien tú quieras

Y cuando decimos “quién tú quieras” hablamos en serio: los tallarines, un par de tacones maravillosos, tus series favoritas, el conserje, el compañero de trabajo que amas en silencio, el joven que ves siempre en el gym, el que te hace todas las mañanas el café ¡Uf! Hay para elegir y regodearse.

Deja tu comentario!