Las 7 razones por las que dejamos de tener sexo

crisis_de_pareja_como_superarlas_mode_une_article

Eso de que las mujeres somos menos sexuales que los hombres es totalmente falso, ahora claro… quizás concebimos el sexo de una manera distinta, pero eso es harina de otro costal. Como sea, puede pasar que tengamos etapas de sequía sexual, estemos o no estemos con pareja estable. Acá te damos algunas razones más frecuentes por las que nosotras dejamos el deseo de lado.

1-Nos rompieron el corazón (y en mala): Nos guste o no nos guste, las mujeres tenemos una profunda conexión entre nuestra sexualidad y nuestra emocionalidad. Y ojo que esto va hasta para la más ruda de las rudas, hasta para la que asegura que tiene 10 amigos con ventaja y que no siente nada por ninguno de ellos. Resulta que cuando nos rompen el corazón, cuando, por ejemplo, nos abandonan, nos mienten o hasta cuando no nos corresponden, bueno, puede suceder que nuestra libido sufra. Ahora, lo normal es que esto mantenga por un tiempo y luego la recobremos. No hay mal que dure cien años, pero si ves que esto se prolonga más de lo debido, sería bueno que buscaras algún tipo de ayuda. En estos casos, una sicóloga o un médico no sería una mala opción.

2-Quedamos traumatizadas: Puede ser por muchas razones, como por ejemplo, que en una relación nos entregamos en cuerpo y alma (nivel Dios) y como no resultó, nos da miedo volver a intentarlo. O también ser que hayamos pasado por una experiencia amorosa horrenda, tormentosa y realmente nos congelamos. Acá, nuevamente el consejo es el mismo, buscar ayuda profesional, de tus redes, amigos, familia etc.

3-Problemas hormonales: No hay edad para tener este tipo de problemáticas, lo aclaramos porque muchas pueden pensar que sólo en la menopausia o durante el embarazo andamos con las hormonas locas. A veces esto pasa por descompensaciones físicas o por enfermedades subyacentes o incluso porque estamos tomando un anticonceptivo que no nos está haciendo nada de bien. Así que si sientes que ya no tienes ganas, si nada te motiva sexualmente, entonces ve por ayuda.

4-Estamos podridas: No estar bien en nuestra relación de pareja, por muy estable que sea, también hace que estemos menos deseosas. Peleas, discusiones, problemas de comunicación, malos entendidos y la rutina hace que dejemos de tener ganas de sexo.

5-Estamos aburridas: La rutina sexual con una pareja de años también nos da somnolencia y es probable que nos mate el deseo, pero esto se puede prevenir.

6-Depresivas/ estresadas: Este tipo de problemas sicológicos también hacen que el sexo quede de lado. En el caso de la depresión no sólo es la enfermedad en sí, ya que a veces, uno de los efectos secundarios de los tratamientos para este mal, es la baja de deseo sexual. Es importante que sientes que te pasa eso, hables con tu médico tratante, ya que tampoco es ideal que un medicamento te haga eso. Por otro lado, el estrés y andar con la cabeza en mil partes por la pega, los problemas de la familia, etc, también hace que no estemos ni concentradas ni con las energías suficientes para sentirnos sensuales. Lo  bueno es que todo esto tiene solución.

7-Estar al lado de un hombre que tiene problemas sexuales: No es fácil estar al lado de un hombre que tenga problemas de erección o de deseo hipoactivo, a quien le ha pasado, sabe bien de lo que estamos hablando. En este tipo de trastornos no sólo quien sufre de estos males es quien padece de la enfermedad, sino que también quién lo acompaña. Pasa que al tener varios intentos infructuosos de tener sexo, llegan sentimientos nefastos: frustración, culpabilidad, vergüenza, resentimiento y miedo. En estos casos, muchas mujeres, como aman a ese hombre, deciden acallar su deseo para poder seguir con él. Suena muy noble, pero esto tan sólo será una bomba de tiempo. Lo que hay  que hacer en estos casos,  es acudir hasta donde un especialista, ver si se trata de un problema físico o sicológico y tratarlo, lo ideal sería una terapia en conjunto, eso sumado a mucha paciencia y amor, podría dar resultados.

 

Deja tu comentario!