Las locuras que cometemos las mujeres cuando terminamos

Historias-en-mis-30

Carmina de Avenida Brasil, emblema de la locura femenina

Nosotras somos bien chistosas también a la hora de intentar superar un quiebre amoroso. Y en el proceso cometemos algunas tonteras, que con el tiempo, nos harán reír a carcajadas y preguntarnos ¡pero cómo hice eso!

Hace unos días publicamos una nota sobre los hombres y sus formas curiosas de afrontar el término de una relación. Y no queremos ser injustas con el otro género, porque para ser bien sinceras nosotras también solemos tener ciertos comportamientos extraños. Acá van algunos de los más clásicos.

Advertencia: Cualquier semejanza con la realidad NO ES CASUALIDAD.

*Te tomarás hasta el agua del florero y llamarás

Como de seguro que estás triste (más aún si te patearon), un día, una amiga se apiadará de ti y te invitará a un happy hour. Partirás contando tus dramones de manera seria, luego triste y después a carcajada limpia. El ritmo irá de acorde al número de veces que empines el codo.

Y llegará ese momento ilustre en que recordarás que tienes un celular a mano, y…. lo llamarás. Dará lo mismo si estás borracha, si son las 4 de la madrugada, si en realidad lo odias, si en realidad no tienes mucho qué decirle, incluso lo harás sabiendo que al día siguiente te lamentarás de haberlo hecho.

Le llorarás, le dirás que lo amas, luego le dirás que se vaya al infierno y luego le dirás que lo amas de nuevo.

*Tomarás cuánto taller encuentres por ahí

De macramé, bordado, tejido, carpintería, de lectura de sueños, tarot, de ballet, de violín, de piano ¡lo que sea! Todo con tal de mantener tu mente ocupada y aprender nuevas cosas. Aunque también cabe la posibilidad que sea una forma de hacerle creer al mundo que estás totalmente superada.

*Mandarás mensajes de cuando de en cuando

De seguro que por un buen tiempo el correo electrónico o el wasap será tu peor enemigo. Caerás en la tentación de saber cómo está él, qué tal le va sin ti, etc etc etc. Y si bien al principio tus dudas serán súper inocentes y serás cordial, cuando te enteres que está súper bien y con hartas novedades en el frente, terminarás por mandar otro mensaje, pero esta vez de odio.

*Harás un ritual de sanación

Cuando se nos acaba una relación, nos tendemos a poner súper místicas. Comenzamos a creer en que hay vida más allá de la muerte, en los significados de los sueños y otras extravagancias. En medio de esto, tendrás la seguridad que lo que debes hacer para acelerar el proceso de luto, es quemar las cartas de amor, botar los recuerdos y otras cosas raras por el estilo, como comprar amuletos, cuarzos cargados, pulseras energéticas, etc.

*Te irás a leer la suerte

La segunda patita de la etapa mística. Querrás saber con ansias si tu futuro mejorará, si encontrarás a otro amor o si el que se fue está sufriendo por ti. Harás un peregrinación por la consulta de varias brujas, unas más chantas que otras que de seguro te dirán lo que quieres oír.

*Te comprarás todo el mall

Una forma muy femenina para enfrentar los dolores es a través del consumismo. Comprarás, carteras, zapatos, vestidos, chaquetas etc etc etc. Temblará la tarjeta de crédito.

*Te cambiarás el look

Y no una, sino que varias veces. Si eres crespa querrás ser lisa, si eres lisa, querrás ser crespa. Si tienes el pelo negro querrás ser rubia y así. Te cortarás el pelo, te harás un peinado nuevo. Todo será muy vertiginoso.

*Verás películas románticas y llorarás a moco tendido

Y mientras más tortuosa sea la película ¡mejor!

*Descargarás sólo canciones de Adele

Ustedes saben, esas de odio, de resentimiento, esas en que se le desea mal al hombre.

*Pasarás un tiempo odiando a los hombres

Y en serio, los odiarás. Y pobre el que se te acerque en este tiempo. Pobre.

*Lo sapearás por las redes sociales

Si es que no tomaste la decisión de bloquearlo de todos lados, caerás en la tentación de ver en qué está. Y te garantizamos que con horror verás cómo sube fotos de él feliz con sus amigos, tomando y que cambia la foto de perfil de manera diaria. Por lo mismo, recomendamos no convertirnos en investigadoras privadas, y si no puedes evitarlo mejor ¡delete!

*Seguirás juntándote con sus amigos

Si estuviste un largo rato en una relación, posiblemente hayan hecho amigos en comunes o tú te hayas hecho amiga de alguno de los de su grupo. Tendrás la muy mala idea de pensar que esta amistad seguirá como si nada. Lo único que conseguirás juntándote con estas personas es recordarlo una y otra vez. Y en el peor de los casos, te enterarás de cosas que no debiste enterarte.

*Tratarás de ser su amiga

Otra forma de no soltar la relación, disfrazada de buena onda. Sin duda, puede existir la posibilidad de que nazca una amistad, pero esto se puede sólo con el tiempo, no al mes de haber terminado.

*Seguirás hablando con su mamá

Está bien que la suegra o ex suegra te haya caído bien y que le tengas cariño, pero cuando se acaba la relación de pareja, es complicado seguir teniendo una relación directa con la mujer que parió a ese hombre que te rompió el corazón. Cosas así no te permiten avanzar.

*Irás a los lugares que eran especiales sólo para llorar

Esa banca, ese parque, ese lugar de encuentro. Todo es parte de la historia y de manera voluntaria te irás a parar en cada uno de esos lugares sólo para deprimirte.

Suena todo bien deprimente ¿no creen? Pero la buena noticia es todo esto no dura para siempre. Llegará el día en que vayas a los lugares “especiales” y ni te acuerdes que eran especiales. El día en que veas su contacto y sea sólo eso, un contacto más en tu celular. El día en que te pase algo realmente bonito e increíble y ni te acuerdes de él. Quizás tarde, pero llegará ¡Adelante con juventud!

Deja tu comentario!