Lo difícil de abandonar un mal hábito

Por la Fran

Dejar los malos hábitos no es una tarea fácil, y no tan solo hablamos de dejar de fumar o abandonar otras sustancias nocivas para la salud. Muchas veces un mal hábito pueden ser las relaciones tóxicas, un trabajo que no nos haga feliz, alguna obsesión o incluso aquellos pensamientos negativos de los cuales somos presos a diario.

Es una misión difícil porque para detectar nuestro “mal hábito” primero debemos identificarlo. El otro día pude darme cuenta de esto cuando, mi padre, me dijo que su vida había cambiado a raíz de una decisión drástica que tomó hace algunos meses, que fue, dejar el cigarrillo. Si bien, hay millones de persona en el mundo, que quizás a diario que intentan dejarlo, su meditación al respecto me hizo ir más allá.

Puedo imaginar, lo difícil que debe ser dejar a un fiel compañero como un “pucho”, que te acompaña en la felicidad, en la pena, la decisión, en la rabia y así en diferentes etapas de la vida. Él de manera muy tranquila me dijo, “para que tu vida cambie, debes primero saber cuál es tu cigarrillo, Francisca”.
mujer_triste_caminando_de_espaldas

En ese momento no supe qué responder, porque obviamente no soy una fumadora compulsiva, pero sí pensé que a pesar de no tener tantas malas costumbres, en mi vida sí hay un par de “puchos” que tengo que eliminar. No quisiera mencionarlos, porque cada uno de nosotros conoce la mochila que carga, pero sí durante diferentes etapas de mi vida he sido participe de relaciones tóxicas y muchas veces presa de mis propios pensamientos fatalistas.

Dicen que todo lo que nos hace mal, se siente bien. Y yo creo que a pesar del dolor y saber que muchas veces vamos por el camino incorrecto, es así. Para identificar estas falencias, creo que es súper bueno saber, qué tiene ese mal hábito que nos hace recurrir a él, a pesar de lo mal que nos puede hacer.

¿Qué es lo que tratamos de suprimir?
¿Nos retroalimenta?
¿Qué nos da a cambio?
Posiblemente nada bueno, está claro. Pero es algo que se puede cambiar.

Entender lo que cada uno buscar para calmar la soledad, la ansiedad, las carencias, el desamor, entre otros, podría ser una tarea eterna que nos lleve a un autodescubrimiento que puede durar mucho tiempo. Lo importante es saber, que nunca es tarde para aprender y liberarse de aquellas cadenas que acaban con nuestra salud mental y física.

Les dejo una pregunta, ¿cuál es tu cigarrillo?,¿qué es aquello que conscientemente quieres cambiar? Déjame decirte que puedes hacerlo, no será fácil pero tampoco imposible. El camino a la evolución está lleno de aprendizajes y obstáculos, y probablemente en el intento de dejar algún mal amor vuelvas a recaer 100 veces antes. Pero en el camino descubrirás tus talentos, ventajas y lo más importante, el amor propio.

Abandonar lo viejo para darle paso a lo nuevo, dejar las viejas costumbres en el baúl de los recuerdos para decir “Hola nueva vida”. Cambiar y tener un nuevo comienzo sólo está en nuestra voluntad.
Les dejamos un pequeño empujoncito para que se atrevan y puedan cruzar el umbral.

Un abrazo afectuoso.

Deja tu comentario!