Lo que dicen los hombres cuando deciden terminar una relación

besos-memorables

Para qué andamos con cosas, ellos son re buenos para el “bla, bla, bla” cuando dan por finiquitada una relación, son buenos para dejar puertas y ventanas abiertas. Pero está en una, buscar una sabiduría ancestral para tomar una postura respecto a esto. Así  que si usted tiene síndrome de Penélope, mejor siga leyendo.

Los hombres, son tan divertidos a veces, no lo digo en tono sarcástico, lo digo en serio, son divertidos. En especial cuando se trata de dar fin a una relación de meses, de años, de siglos. No es bueno generalizar, es cierto, no todos los hombres son iguales, así como no todas las mujeres somos iguales, pero por lo menos en base a mi experiencia, los hombres tienden a decir algunas cosas en el momento del término que, después con el tiempo, dan un poco de risa. Sí señores, después nos reímos.

1-No se sabe qué pueda pasar después

Cuando el hombre  termina, casi nunca deja la puerta bien cerrada. Siempre tiende a dejar un poquito abierta las posibilidades, deja puntos suspensivos. Por un lado, puede ser que efectivamente tenga dudas acerca de la relación, pero también puede ser que lo hace, en caso que después quiera volver como perro arrepentido. Dicho de otro modo, en realidad lo hace más por sus intereses que por los tuyos. Lo hace pensando en él.

2-Para lo que tú necesites, yo voy a estar

Suena súper lindo, de hecho, puede ser un bálsamo inicial el sentir que esa persona se va, pero no del todo, que una podrá seguir contando con él, tal cual pasaba cuando había una relación de pareja. El tema es que esto tiende a ser tan solo una ilusión, porque lo más probable es que con el pasar del tiempo, esta misma persona, que ofreció su apoyo irrestricto y lealtad, con suerte después conteste los mensajes o las llamadas. Así que en verdad, difícilmente él te podrá ayudar cuando lo necesites.

3-Tenemos que echarnos de menos

Un clásico de todos los tiempos. Un hombre es capaz de terminar y dejar esa duda en el aire, es como pensar que si se airea un poco la relación, todos los problemas y los peros, desaparecerán por arte de magia, y la verdad es que nada se soluciona ni mejora solo.

4-Démonos un tiempo

Buuu, esa sí que es más vieja que el hilo negro, pero aún sigue de moda. El darse tiempo. Cuando un hombre habla sobre que necesita tiempo, la solución es comprarle un lindo reloj.

5-Vamos a seguir en contacto

Esto es como la otra versión de “siempre estaré para ti”. Y claro que puede ser así, por un tiempo, pero no es algo eterno, no puede ser, porque el mundo sigue girando. ¿Va a seguir en contigo si le gusta otra? Eeeee ¿no? ¿o tú vas a conversar todos los días con él si te gusta otro? Eeee, ¿no? Por lo general el contacto se va acabando a medida que pasa el tiempo, eso es lo normal.

6-Nunca te olvidaré

Y a la semana anda con otra y sí te olvidó. En realidad, estas cosas pasan muy a menudo, y es parte de la situación también. No hay que llenarse de mala onda tampoco.

7-Quizás me arrepienta después

¿Qué tipo de decisión es esa que uno toma tan seguro y que termina con un quizás me arrepienta después? O tienes dudas o nuevamente estás dejando la puerta abierta de par en par en caso que quieras volver. ¡No po! Si uno decide finiquitar algo, hay que ponerle pecho a las balas, si uno después se arrepiente,  bueno, se asume, te acuestas en posición fetal por las noches y lloras, no andas después reculando. Eso es lo que hace un hombre.

8-Siempre serás importante para mí

Y preguntémonos si es tan así, ¿por qué dientres él está terminando? Na!! A otro perro con ese hueso. Cuando alguien piensa que eres importante de verdad, no se va, se queda. No te deja ir, no te suelta.

9-¡Podemos ser amigos!

¡Uy sí! ¡qué chori! Como si fuera súper divertido el pasar de ser la mujer a ser la amiga. ¿Y qué haremos? ¿tomar el té por las tardes y hablar sobre nuestros nuevos romances? Por favor… O sea, esas cosas se dan o no se dan, no se organizan, ni se establecen, ni se programan. Y si se da, se da con el tiempo, con harta agua bajo el puente. No de un día para otro y pensar lo contrario, es infantil y hasta puede ser dañino.

10-Yo te quiero mucho, pero esto es lo mejor

¡Na! Esto a lo mejor lo cree una chica de 15 o de 20, pero no una de 30. Porque sabemos que si nos quieren de verdad, si nos aman tanto, no hay nada que motivaría a un hombre a alejarse, salvo las siguientes situaciones: que no nos ame, que ya no nos ame y que tenga a otra esperando. Los hombres en ese sentido son mucho más prácticos que nosotros. Un hombre que te ama, no te suelta, no permite que puedas tener otra pareja, que te enamores de otro. Y claro, él se va y piensa que es lo mejor, pero es lo mejor para él, no para ti.

En fin mujeres, los hombres son re buenos para dejar puertas y ventanas abiertas. Y a veces, nosotras somos re buenas (por no decir otra cosa) en escucharlos y creerles. Algunas toman la decisión de esperar como Penélopes, otras deciden ver qué pasa y seguir con sus vidas. Sea cual sea la decisión que tomes, lo importante es que sea una que no te haga daño, que no te haga perder tiempo y por cierto, que no te haga sufrir más de la cuenta.

Y un buen tip es lo siguiente: no te fijes tanto en lo que dices, fíjate bien en lo que hace. Da igual su bla, bla bla, lo que importa es como él se comporta después. Porque los hombres podrán ser muy buenos para engrupir con palabras, pero son un fiasco cuando se trata de engrupir con hechos. Son las acciones las que valen con ellos, porque las palabras se las lleva el viento.

Deja tu comentario!