Los beneficios de las citas a la antigua

6083070-illustration-of-a-comics-style-couple-looking-at-each-other

Últimamente he leído y escuchado hablar de las citas a la antigua y me entró la nostalgia. Poco o nada queda hoy de esos tiempos, ya no hay tanta conversación, menos idas al cine, tomadas de la mano y para qué hablar de la caballerosidad. ¿Qué es lo que más extrañamos de aquellas citas? ¡Acá algunas de las situaciones que sí deberían volver¡ ¿qué opinan?

Por la Fran 

Menos redes sociales y más acción: las redes sociales nos hacen un flaco favor a la hora de concretar encuentros y conocer realmente a  la persona que nos gusta. El Facebook y otro medios, hacen que las parejas se pongan cómodas y toda la conversación se concentre en el chat o el WhatsApp. Not!

Tanto alcohol es innecesario: si quieres salir con alguien que te gusta, no necesariamente tienes que juntarte en un bar con él o ella, también puedes hacerlo en otras actividades que te permitirán conocer sus gustos y pasatiempos. Esto también evitará que hagas algo de lo cual después te arrepientas. Ups!

Conversar para conocer: hay miles de opción para tener una cita, lo fundamental es conversar harto y conocerse. Muchas veces pasa que al tener esta instancia puedes darte realmente cuenta si la persona con la que sales te gusta lo suficiente o no antes de concretar algo.

Contacto y realidad: las llamadas telefónicas son mucho mejor que un mensaje interno o de whatsapp, si te gusta alguien ¡llámalo! No esperes enviar mensajes o tener internet para hacerlo, eso es fome y cómodo. Digamos que sí al contacto real con quienes queremos sin emoticones. (por favor)

Caballerosidad: Muchas mujeres se quejan que los hombres ya no son como antes. Es rico que te pasen a buscar y se preocupen por ti. Este punto puede que algunas personas no les moleste no realizarlo, pero cuando la persona te gusta te pasa a buscar o te lleva a casa eso igual denota mucho interés y buena educación.

 

Deja tu comentario!