No depilarse: el nuevo bastión del feminismo

Historias-en-mis-30

Morgan Mikenas pasó un año sin depilarse

Son varias las famosas y  personajes femeninos mediáticos que han aparecido en público y se han fotografiado voluntariamente luciendo sus pelos.  ¿Es una nueva cruzada femenina? Las invitamos a reflexionar con esta nota.

Hace unas semanas apareció la “noticia” – si es que le podemos denominar así- de que Lourdes León, la hija de Madonna, no era muy fan de depilarse por lo que apareció en varias fotos en la playa y  con harto vello en su zona axilar.

Acto seguido, nos enteramos de la “proeza” de Morgan Mikenas, una blogger del mundo fitness que causó furor en Instagram por compartir fotos de ella, en distintas poses en que dejaba claro que tampoco se depilaba. De hecho, lo de ella, fue más bien una cruzada, ya que decidió por un año dejar de sacarse los vellos de todo su cuerpo como una forma de decirle al mundo que somos bellas así, tal cual nos hizo la naturaleza. Esto motivado por un antiguo bullying sufrido en su pre adolescencia donde era molestada por sus pelos.

Y si mal no recuerdo, hace varios años atrás, Julia Roberts dejó al mundo impactado por andar con sus axilas velludas en un evento glamoroso. Seguía siendo “Pretty Woman” solo que con pelos.

lourdes

La hija de Madonna sin depilarse

Los vellos o más bien la depilación es un tema que durante años o siglos ha preocupado a las mujeres. Entiendo que hasta la mismísima Cleopatra se daba el tiempo para sacárselos, en un tiempo que de seguro, no era parte de la rutina de belleza de una mujer.

Como sea, al parecer el no depilarse es una forma de decirle al mundo o mejor dicho a los hombres, que estamos cansadas y hartas de los estereotipos de belleza impuestos por… ellos. Porque seamos realistas ¿por qué nos depilamos? ¿por y para nosotras? ¿o es porque ellos nos prefieren así?  Porque actualmente mientras más “peladita” mejor, incluyendo por  cierto la vagina. Y no hay caso que algunos entiendan que por algo tenemos vellos en esa zona y que una vagina pelada no es sinónimo de buena salud e higiene, por el contrario, una vagina pelada es más fácil que esté con infecciones y bacterias, pero bueno…Para que me entiendan mejor, las invito a leer El desahogo de una vagina, una nota que escribí hace un tiempo en la que se reflexiona sobre este tema en específico.

julia-roberts-sin-depilar

Pretty woman al natural

De hecho muchas de nosotras, y me incluyo, nos sometemos frecuentemente a diversos métodos y técnicas de depilación que a veces son de verdad como torturas medievales. Todo vale, incluso haciéndonos pebre la piel, con tal de no tener pelos. Es más, estoy segura que si alguien saliera con un método con ácido que garantizara la depilación definitiva, más de alguna estaría dispuesta a probarla al menos una vez. Porque al final, el tener que padecer de dolor y sufrimiento pareciera ser parte de esto de ser mujer.

Yo creo que el tema con los pelos es que se relaciona con falta de higiene o suciedad, cuando en verdad no es así, una puede ducharse una o dos veces al día, estar limpia y peluda a la vez. También creo que el tema de andar súper pelada viene de las películas porno donde las mujeres se depilan minuciosamente hasta el culo, porque claro, un culo peludo en primer plano, no vende. Pero, ¡adivinen! Todos y todas venimos con vellos en esa parte, les guste o no. En fin.

Hay mujeres a las que también les da “asco” los vellos y se los sacan, lo que me parece estupendo cuando esta decisión es personal, pero creo que estamos en graves problemas cuando lo hacemos por “obligación” o cuando lo hacemos sólo para darle en el gusto al hombre que tenemos al lado. Creo que si no tenemos la potestad para decidir si nos depilamos o no, dónde nos depilamos y dónde no o cuánto nos depilamos, estamos fritas.

Todas estas expresiones de famosos o de gente mediática que aparece en público sin depilarse obedece a esta cruzada, el que las mujeres, dejemos de andar viviendo en torno a los estereotipos masculinos. No es fácil porque mal que mal vivimos en un mundo falocéntrico, nos guste o no, y acá el que manda es el falo, nos guste o no. Pero lo que sí podemos hacer, en vez de andar marchando por las calles o  andar colocando fotos de campañas en los perfiles de redes sociales, es tomar el control de nuestra vida y hacer lo que nos haga feliz y no lo que nos imponen. Porque hoy quizás sea la depilación, pero tal vez mañana sea, una cosa mucho más trascendente. Paso a paso.

 

Deja tu comentario!