Tips para volver a las pistas de la soltería

Historias-en-mis-30

Estuviste muchos años siendo la “pareja de”, pero resulta que por voluntad o de manera forzada te has visto obligada a volver al mercado de la soltería. Da miedo, incluso espanto, pero esto es un paso que vas a tener que dar tarde o temprano. Así que para ustedes, les va a acá una nota con algunos consejos para que ese tránsito sea lo menos traumático posible. ¡Adelante con valor y juventud!

Esta es la situación: estuviste un largo tiempo en pareja y de pronto tu relación dejó de funcionar y se terminó. Sollozaste, anduviste llorando por los rincones, te lamentaste, pensaste suficiente ya en todo lo que pasó y por qué pasó y ahora, estás completamente SOLTERA, sin compromisos, libre como un ave.

Y… y ….. no tienes ni una idea de cómo volver a las pistas de la soltería, algo que te parece súper lejano a estas alturas y que incluso te puede parecer medio frío y generador de miedos y angustias. ¿Cómo volver a ser una soltera en el mercado? Bueno, si bien no hay verdades absolutas, te vamos a dar un par de claves que podrían ayudarte.

*Debes re-aprender a disfrutar  de tus espacios

Si viviste con alguien, pude que la casa te parezca muy grande para ti sola. Puede que hasta extrañes un poco la ropa tirada en el suelo o el desorden habitual masculino. Pero lentamente tienes que ponerle empeño a recobrar tus espacios personales y disfrutar de ellos. Disfrutar el hecho de hacer aseo y que dure todo el tiempo que quieras que dure, el hecho de ver en la tele lo que se te dé la gana y no tener que tomar turnos dependiendo del partido de fútbol que haya, de comprar la mercadería que se te dé la gana, de hacer o no la cama, de depilarte a la hora que se te venga en gana, de dormir cuando quieras, etc etc etc. Esto es como izar lentamente una vez más tu bandera de la independencia, de la libertad.

*Debes reorganizar tus gastos

Quizás antes gastabas menos o gastabas más cuando estabas en la relación. Como haya sido el caso, es tiempo de reorganizarte en tus finanzas. Ver cuánto realmente gastas sola, en qué gustos te puedes dar sola, si quieres viajar, si quieres comprarte ropa, o lo que sea. Ahora eres tú y nadie más que tú. Y eso no tiene nada de triste, al contrario, es algo para salir a celebrar.

*Debes aprender a conocerte aún más

Conócete, disfruta de tu compañía. Mímate, trátate bien. Descubre las cosas que amas, tus pasiones, lo que te mueve y motiva. Deja atrás a esa mujer que fuiste en la relación, esa ya no existe, o sí, pero tan sólo en los recuerdos. Hoy eres otra, una más sabia, más fuerte y por cierto, soltera.

*Debes reinventarte

Y esto puede incluir un cambio de look, casa, país, trabajo, color de pelo, lo que sea. Los cambios hacen bien en esta etapa. Puedes cambiar tus rutinas también, hacer más ejercicios, comer mejor, salir a pasear más, potenciar tu vida social, tener un hobby nuevo, todo vale para volver a comenzar.

*Revisa lo que ofrece el mercado

Puede que te dé un poquito de pena en tener volver al mercado de la soltería. Puede que llegues a pensar que te vas a encontrar con puras bostas. Pero no hay que ir con esa actitud, tampoco hay que ir con la inocencia de una niña de 2 años, sino que con la experiencia de una mujer de 30 y tantos. Anda, mira, cotiza, revisa, piensa, ríete. Nadie te dice vayas a cazar a una nueva pareja. Pero nunca está de más el saber qué hay allá afuera, porque sí señoritas, hay vida más allá del ex.

*No te involucres en serio con nadie hasta que estés lista

El término de una relación nos hace un llamando a una reflexión. Muchas veces podemos quedar heridas, medias traumadas y por cierto, muy agotadas. Y no porque estemos así vamos a darnos el lujo de andar jugando con los sentimientos de otros o prometiendo cosas que no podemos cumplir. En esta etapa es importante que procuremos no hacerle daño a nadie más ni menos a nosotras mismas.

*Puedes coquetear todo lo que quieras

El no tirarte de piquero en una nueva relación de pareja aún no estando lista para hacerlo, no significa que una tiene que vivir como monja de convento. No significa que  tienes que encerrarte en tu casa o andar con calzones de abuela. Una puede salir y testear, coquetear, dejarse conquistar, en resumen, pasarla bien. Siempre siendo muy sincera sobre tus procesos y sobre que en realidad por el momento, no andas buscando algo serio. Pero coquetear es bueno para el ego, para el alma, y te hace recordar –y nuevamente lo decimos- que hay vida más allá de tu ex.

*Debes volver a confiar

Es difícil esto. Quizás es más duro que el superar el dolor de una separación. Volver a confiar en otro hombre es toda una tarea. Y volver a confiar en una es otra gran tarea. La confianza es algo tan delicado, porque es como dicen, cuesta un mundo volver a confiar, pero tan sólo basta una acción o dos segundos para perder la confianza. Bueno, en esta vuelta a las pistas, es importante que volvamos a confiar, a tener fe en la humanidad y en el amor. A pensar que bueno, el que no haya resultado una relación, no significa nada más que eso, que no funcionó esa relación. No es el fin del mundo, ni el fin de tu inagotable fuente de amor.

Una vez que hayas logrado esto (puedes demorarte todo lo que quieras), quizás ahí recién estés lista para enfrentar una nueva relación de pareja, para volver a entregar tu corazón. Sólo quizás….

 

Deja tu comentario!