Trucos para tener un busto atractivo y tonificado

4dfaa9dae0f13

Son seguramente una de las partes de nuestro cuerpo en la que más nos fijamos, hay algunas que les colocan sobrenombres y otras que no hallan el momento para lucirlas. Nuestro busto es por excelencia uno de nuestros atributos que nos da más feminidad, pero ¿sabemos cuidarlo? Probablemente la respuesta sea no, así que acá te damos algunos tips.

Postura correcta: Andar jorobada por la vida no sólo nos hace mal sino que además hace que nuestro busto no luzca como tiene que ser, así que a levantar la cabeza, echar los hombros hacia atrás y a ¡caminar! Claro, no exageres tampoco, porque quienes lo hacen parecen patos caminando. 

Talla de sostén correcto: Increíble, pero cierto, pero la mayoría de las mujeres elige una talla incorrecta de sostén (o más grande, o más chico), por ende es imposible que luzcamos un lindo busto si andamos con el brassier incorrecto. ¿Cómo conseguirlo? Consultándole a la vendedora de la tiende (éstas siemrpe saben qué talla eres con sólo mirarte), probarte el sostén antes de comprarlo y elegir aquél que te deje hace movimientos naturales y no te oprima ni se te caiga.

Hidratarse: Pocas mujeres lo saben, pero es muy importante mantener la zona del busto hidratada. Para ello, debes beber por lo menos un litro de agua al día y aplicarte cremas después de ducharte que sean ricas en vitamina A, C y E. Un dato natural adicional es el aceite de almendras, debes aplicártelo todas las mañanas, te deja la piel muy suave, pero además, te libera de las estrías.

Bloqueador: Otro dato importante es que tengas mucho cuidado con el sol en esa zona. Para protegerte, debes colocarte de manera diaria bloqueador solar. Además, en verano cuando andes con más escote, evita recibir directamente los rayos UV.

Cuida tu peso: El subir y bajar de peso bruscamente hará que vaya cambiando la forma de nuestros pechos, por ende, es importante que mantengamos un peso saludable.

Dormir boca arriba: La postura que adoptamos al dormir también influye mucho en la salud de nuestro busto. Se aconseja hacerlo boca arriba, ya que de esta manera el busto se mantiene en esa posición, hacerlo boca abajo, sólo hace que presionemos nuestro pecho, ayudando a la formación de arrugas y la temida flacidez.

Autoexaminarse y hacerse una mamografía: La idea es cuidar el busto de manera integral, por ende, realizarse la mamografía sagradamente una vez al año a partir de los 35 años (antes en caso de tener antecedentes de cáncer en la familia) es muy importante.

Hacer ejercicios: Hay unos ejercicios muy simples para esta zona que nos ayudará a tener unos pechos firmes y tonificados: Coloca las manos en la nuca y estira los codos hacia atrás como intentando juntarlos. Repetir 10 veces, es uno de ellos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja tu comentario!